El feminismo radical ha dedicado parte de la mañana de este viernes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, a decirle a PP, Ciudadanos y Vox que no son bienvenidos.

Sólo el tercero de los partidos ha optado por mantenerse al margen de esta jornada reivindicativa, que critica. En otro plano se sitúan los 'populares', que reivindican su papel por la igualdad en España pero se desmarcan de la manifestación de Madrid, a la que tenían previsto acudir hasta leer el manifiesto. Cs tampoco está de acuerdo con el texto por su "anticapitalismo" pero acude bajo la bandera del feminismo liberal, que llevan los últimos días dedicados a explicar.

La formación de Albert Rivera ha comenzado el día con una declaración institucional de su presidente y un piquete a las puertas de la sede. "¡Sois una vergüenza!" ha sido uno de los gritos de las radicales congregadas. Tres destacadas dirigentes, Marta Rivera, Melisa Rodríguez y Patricia Reyes las han escuchado y han tratado de hablar con ellas, pero han terminado marchándose al dar el diálogo por imposible dada la intransigencia de las interlocutoras. 

Pablo Casado quería intervenir ante los medios de comunicación en Castellón pero se ha visto forzado a cambiar el lugar. En torno a 200 jóvenes esperaban al político con una pancarta en la que se podía leer "Yo te hubiera abortado", le han acusado de ser "el patriarcado" y han coreado consignas amenazantes como "machista, estás en nuestra lista". Finalmente, Casado ha atendido a los periodistas en el interior de un centro infantil que iba a visitar más tarde.

Por último, los de Santiago Abascal han visto a las puertas de su nuevo 'cuartel general', en el distrito de Chamberí, cómo un centenar de mujeres ponían pegatinas en la fachada y gritaban contra sus políticas. "Hemos venido a saludar a cierto partido machista, clasista, homófobo y violento", han dicho las responsables del escrache en Twitter. "Gracias por vuestra loca visita, nos lo hemos pasado muy bien", ha respondido Vox, que ha ridiculizado a las 'visitantes' poniendo al vídeo de la acción la popular sintonía de Benny Hill.