"Saitama 2006 SL". Así se llamaba la sociedad que Pepu Hernández, el sorprendente candidato socialista a la alcaldía de Madrid, creó justo tras el la conquista del Mundial de baloncesto y con la que rebajó el pago de impuestos por la gestión de sus derechos de imagen referentes a sus charlas motivacionales y a sus actividades publicitarias.

Noticias relacionadas

Aquellas sociedades, como las creada en su día por el exministro de Cultura Màxim Huerta o el actual ministro de Ciencia Pedro Duque, fueron legales en el momento de su creación y de ellas se beneficiaron muchos deportistas y personajes de la farándula hasta que en marzo de 2009 el Departamento de Inspección Financiera y Tributaria decidió cambiar de criterio y avisó de las irregularidades de este tipo de sociedades interpuestas.

Tal y como publica El Confidencial, el extrenador de baloncesto utilizó una de estas sociedades para pagar únicamente el 25% de impuestos derivados del impuesto de sociedades en lugar de pagar el tipo máximo de IRPF -llegó a ser del 51,9%- que debería haber pagado en realidad. Sin embargo, tal y como confirmó un portavoz, "tanto la sociedad como Pepu Hernández se encuentran en la actualidad al corriente de sus obligaciones tributarias", lo que sitúa al alcaldable alejado de la situación de Huerta y en la misma posición que Duque.

Todo lo anterior, sin embargo, no deja de suponer un problema para el PSOE, y de forma especial para el actual presidente del Gobierno. Fue Pedro Sánchez, precisamente el mayor valedor de Hernández, quien criticó duramente a Juan Carlos Monedero en televisión tras destaparse las irregularidades del entonces miembro de Podemos a través de una sociedad instrumental y en aquella entrevista Telecinco, el líder socialista dejó claro que no permitiría tales actitudes entre sus colaboradores.

"Si yo tengo en la ejecutiva federal de mi partido, en mi dirección, un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva. Ese es el compromiso que yo asumo con mis votantes y también con los españoles", enfatizó el hoy presidente del Gobierno.

Según las informaciones publicadas, Pepu habría ingresado en la sociedad cerca de 200.000 euros en los tres últimos meses de 2006, casi medio millón de euros en 2007 y a partir de ese las cifras habrían comenzado a bajar hasta que en 2013 apenas registró 16.000 euros. Desde ese año no volvió a presentar sus cuentas. Además, según desvela El Mundo, Hernández también habría comprado varios inmuebles en Asturias a nombre de la sociedad, lo que le habría evitado el pago del IRPF -algo que el portavoz de Pepu ha negado tajantemente-.

Ahora, Pedro Sánchez y el PSOE, especialmente en Madrid, donde la designación de Pepu Hernández como precandidato a la alcaldía no ha sentado igual de bien en todos los sectores, se enfrenta a la decisión de defender públicamente al técnico de baloncesto como se hizo con Pedro Duque o forzar la retirada de su precandidatura al igual que se forzó la dimisión de Màxim Huerta.