Gaspar Llamazares en el Matadero de Madrid.

Gaspar Llamazares en el Matadero de Madrid. Moeh Atitar

Política

Llamazares da por hecha su "purga" de IU y carga contra Garzón por "la muerte política" del proyecto

La Coordinadora Federal de Izquierda Unida (IU) ha decidido este domingo tras reunirse expedientar al todavía portavoz parlamentario en Asturias y excoordinador federal, Gaspar Llamazares, y otros miembros de Izquierda Abierta (IzAb) por sus "graves" infracciones.

Así lo han decidido tras la votación en la que han aprobado el informe -con un 96% de los votos- elaborado por la Secretaría de Organización en el que se acusa a Llamazares de incurrir en una falta "grave o muy grave" de los estatutos por su implicación en el partido Actúa.

El informe recoge mantener las medidas aprobadas en junio en relación a Izquierda Abierta, así como la apertura de sendos expedientes informativos a los afiliados de Izquierda Unida y también miembros de Izquierda Abierta Gaspar Llamazares, José Alberto Novoa y Arantxa Azmara.

El documento, que consta de 14 páginas, recopila desde mensajes en Twitter y declaraciones públicas de Izquierda Abierta, Actúa y sus impulsores hasta informaciones periodísticas, así como los objetivos aprobados por el nuevo partido en su I Conferencia Política a medidos de diciembre, en la que se decidieron a "afrontar los procesos electorales de 2019 como una nueva ventana de oportunidad para enfrentar los retos de futuro".

Dicha Confederal Política fue el detonante de la crisis abierta entre la dirección de IU y Llamazares. El coordinador federal, Alberto Garzón, avisó dos días después a Llamazares de que sus declaraciones eran "muy graves" y avisó de que participar en un partido que tenía intención de competir electoralmente contra IU era "transfuguismo".

Asimismo, el máximo órgano ejecutivo de dirección de Izquierda Unida ha aprobado en segunda votación con un 89% de los votos "una propuesta de resolución sobre la situación en Asturias".

Por su parte, ningún miembro de Izquierda Abierta (IA) ha acudido este domingo a la reunión de la Coordinadora Federal de IU.

En una nota difundida desde la dirección de IA, se asegura que ésta es "la recta final de la purga que la actual dirección de IU ha hecho desde la XI Asamblea" contra ellos. Y acusa a Garzón y su directiva de plantear la apertura de expedientes "sin cargos probatorios y con sentencias previas a juicios". Por lo que, dicen, se les ha colocado "como acusados y acusadas en un juicio de intenciones sin garantías".

Así, señalan las maniobras de la coordinación de IU como "un relato inquisidor, un libelo", por lo que anuncian que, en consecuencia, no reconocen el proceso sancionador y lo califican de "paripé" que podría ahorrarse la dirección. Ya que se dan por enterados de que "no hay posibilidad de compatibilizar discrepancia alguna con el proyecto de Alberto Garzón".

Tras rechazar insistentemente las alianzas con Podemos, ahora IA anuncia su salida de IU, porque "no estaremos donde no nos quieran, pero no dejaremos de estar donde creemos que somos necesarios", en lo que llaman la reconstrucción de la izquierda.