Pablo Casado, durante el acto de presentación de los candidatos de Castilla-La Mancha

Pablo Casado, durante el acto de presentación de los candidatos de Castilla-La Mancha Efe

Política INMIGRACIÓN

Casado exige “apoyo inequívoco” para defender las fronteras de Ceuta y Melilla

Marta Espartero Agencias

Defender la frontera como primer propósito de 2019. El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha arrancado el año reclamando un “apoyo inequívoco a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado” en las fronteras españolas de Ceuta y Melilla. Porque “España tiene un problema en cuestión de inmigración”, según ha asegurado el líder popular.

“En agosto nos llamaron alarmistas, xenófobos, populistas, radicales, mentirosos”, ha relatado Casado en un acto del partido en Melilla, “y al final el tiempo nos ha dado la razón. Las cifras son estas, según Frontex: ha habido más de 55.000 llegadas de inmigración irregular a territorio español”.

Así, ha reclamado una apuesta estatal por territorios “en los que hay un esfuerzo presupuestario para que a los inmigrantes no les falte de nada”. “Ahí estamos todos de acuerdo: cuando llega un cayuco, por supuesto que hay que atender a esa gente y que tengan servicios sanitarios y sociales para que no se queden en el Estrecho”, ha esgrimido. Pero, a su juicio, la solución pasa por instaurar un “plan Marshall de Europa con África”.

La aplicación del 155 en Cataluña

Casado ha insistido en el apoyo a la Policía y la Guardia Civil, que se "juega la vida por la libertad y la seguridad de los que intentan llegar al territorio comunitario". También ha reclamado al presidente Sánchez que vaya a Marruecos, “pero no a proponer un Mundial de fútbol, sino a ser eficaz controlando los flujos migratorios, que no es mucho pedir”.

“El Gobierno socialista solo apela al monopolio de los buenos sentimientos, como si a nosotros no nos desgarrara saber que han muerto más 700 personas intentando cruzar el Estrecho”, ha manifestado.

Casado también ha reivindicado la aplicación del 155 en Cataluña "de forma urgente y firme, sin plazos y sin límites competenciales y se respete la ley y la convivencia", mientras se preguntaba cómo era posible que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no actúe en Cataluña y, por el contrario, diga que "estará muy pendiente de la formación de Gobierno en Andalucía y, si ve algo que no le gusta, intervendrá desde el Estado, como si el problema fuera el PP andaluz y no los independentistas en Cataluña".

"Amenaza con el 155 en Andalucía"

"Amenaza con el 155 en Andalucía, que veían como su chiringuito y que no pueden permitir que el PP gobierne, pero en Cataluña pueden pegar a gente por la calle, puede haber 'kale borroka' pero, como necesitan sus votos para seguir en Moncloa, no van hacer nada. Esto es lo que hay", ha aducido.

El presidente del PP ha afirmado que el independentismo "ya le ha cogido la medida a Sánchez" y ha criticado que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, haya apelado, en su mensaje de fin de año, a la "algarada y al delito" y Moncloa les deje seguir su plan de ruptura con "absoluta impunidad".