Murcia

Un palé con 720 kilos de hortalizas. Tan ridícula fue la cantidad que los agricultores murcianos exportaron a la Federación de Rusia durante 2020, según datos del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), que la Consejería de Agricultura de la Región de Murcia ha decidido mover ficha de manera unilateral. El consejero Antonio Luengo ha solicitado una reunión con el embajador ruso en España, Yuri P. Korchagin, ante la falta de avances diplomáticos por parte del Gobierno de España con el veto ruso. 

Noticias relacionadas

El objetivo del encuentro es buscar alternativas al veto ruso que arrancó el verano de 2014. El cierre de fronteras a los productos agrícolas europeos ha provocado que se hayan desplomado las operaciones comerciales de los productores murcianos con la Federación de Rusia. Los agricultores de la Región han pasado de facturar 14,4 millones de euros a poco más de 6.000 euros. Todo ello ha llevado al consejero murciano a exponer en su carta al embajador ruso en Madrid, que corre la preocupación entre los principales actores del sector: Proexport, Fecoam, Fecamur, Agrupal, Apoexpa, Ailimpo, Coag, Asaja y Upa.

“Esta situación (veto ruso), agravada por las circunstancias de la actual pandemia y las restricciones que de ella se derivan, entre otros factores, hacen cundir entre nuestros productores y exportadores la inquietud, a la vez que el deseo de que ambas partes encuentren vías de acuerdo y solución para que las relaciones comerciales vuelvan a fluir en un futuro en beneficio de todos”, tal y como expone literalmente el consejero en su misiva al embajador ruso.

El consejero Antonio Luengo informando a los principales actores del sector agro murciano de la próxima reunión con el embajador de Rusia. Carm

Luengo remitió esa carta a la Embajada de Rusia el 22 de febrero, cuatro días después de la visita que realizó a Murcia el ministro de Agricultura, Luis Planas. En esa visita, el propio consejero y el presidente regional, Fernando López Miras, le expusieron a Planas la preocupación que había entre los principales actores del sector agrario murciano por la cronificación del veto ruso.

Los datos del ICEX muestran que en 2013, el año previo al cerrojazo de Vladímir Putin a Europa, la Región de Murcia colocó en tierras rusas 15.215 toneladas de productos: 9.503 toneladas de frutas y 5.712 toneladas de hortalizas. Para los productores murcianos la Federación de Rusia era uno de sus principales clientes, después de los países de la Unión Europea. Pero en 2020 las exportaciones murcianas de frutas marcaron cero kilos y las hortalizas solo sumaron 0,72 toneladas. El panorama es catastrófico.

“Cuando el ministro visitó Murcia se le trasladó la situación, pero no ofreció ninguna perspectiva ni solución a la vista para desbloquear el veto ruso”. De forma, que el consejero de Agricultura ha decidido “buscar fórmulas” y “alternativas” a la caída de exportaciones solicitando un encuentro con el embajador de Rusia en España. “Para abordar un asunto de tanto interés, le solicito mantener una reunión de trabajo, en la que podamos exponerle el potencial de la Región de Murcia para la exportación de frutas y verduras, que actualmente abastece a toda Europa”, según indica Luengo en la misiva.

Reunión en Madrid

Fuentes de la Consejería avanzan que Yuri P. Korchagin ha aceptado mantener esa reunión de trabajo en el titular de Agricultura de la Región de Murcia: “La fecha se sabrá en unas semanas y al embajador se la hará una petición única: poner fin al veto ruso con la mayor brevedad”.

El consejero Antonio Luengo ha celebrado un encuentro con dirigentes de Proexport, Fecoam, Fecamur, Agrupal, Apoexpa, Ailimpo, Coag, Asaja y Upa, con el objetivo exponerles el contenido de su carta al embajador ruso. “Próximamente nos reuniremos en Madrid para llevar la defensa del sector agroalimentario y exigir la apertura de las vías comerciales”, tal y como subrayó el titular de Agricultura durante la videoconferencia.

Evolución de las exportaciones de la Región de Murcia con Rusia. Carm

A juicio del popular Luengo, “no es comprensible que siete años después del inicio de este tratamiento injusto de la Federación Rusa al sector agroalimentario de la Unión Europea, se siga manteniendo el sistema de veto que nos impide competir en igualdad con el resto de países”. Desde la Consejería avanzan que el consejero se desplazará a la capital de España acompañado de una delegación de productores murcianos.

Proexport y Coag

Fernando Gómez, director general de Proexport, subraya que en el sector “pedimos mantener la demanda viva ante el Ministerio de Agricultura de cara a la Unión Europea porque el veto ruso tiene un impacto socioeconómico importante y Putin ha vuelto a poner el marcador a cero: no hay visos de apertura”.

A pie de explotación, los productores murcianos de fruta de hueso han perdido en Rusia un buen comprador de nectarina, melocotón, paraguayo y ciruela. También había operaciones interesantes con los cítricos, principalmente limón, y hortalizas, tipo lechuga, brócoli o coliflor. Todo esto ha pasado a mejor vida.

Fernando Gómez, director general de Proexport. Proexport

“La caída de las expotaciones ha sido en picado y hemos tenido que buscar otros clientes para colocar esa producción: nos falta un dedo de la mano sin Rusia”. Gómez insiste en la necesidad de que el Ministerio trabaje en abrir nuevos nichos de mercado y no olvide esta causa: “Es un tema de diplomacia que no podemos dejar de lado porque el sector agro se ha convertido en rehén de un asunto geopolítico”.

El máximo responsable de la organización agraria Coag, Miguel Padilla, también reflexiona en la misma dirección: “Tengo la impresión de que no es un tema que se debata en el Ministerio de Agricultura, se ha olvidado de que es una cuestión que el Gobierno de España tiene que llevar a la Comisión Europea para que busquen una solución al veto”.

Padilla y Gómez corroboran "el peso" que tenía el mercado ruso para el sector después de los países de la UE. “Teníamos exportaciones importantes”, insiste el dirigente de Coag. “Este conflicto político entre Rusia y Ucrania lo están pagando los agricultores y desde el Gobierno de España lo han dado como una causa perdida”.

Desde que comenzó el veto ruso, según datos del ICEX, el año que más facturaron los agricultores murcianos con la Federación de Rusia fue en 2017, con 210.000 euros, por la comercialización de 17,31 toneladas de frutas y 20,66 toneladas de hortalizas. El equivalente a una pedrea exportadora agrícola.