La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este lunes en Barcelona.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este lunes en Barcelona. Efe

Madrid

Isabel Díaz Ayuso: "Mis primas estudian en Cataluña y no saben dónde están los ríos de España"

"Creo que todo gobierno inestable provoca una fractura económica tremenda y un daño irreparable", lamenta la presidenta de la Comunidad de Madrid.

3 octubre, 2022 16:44
Agencias

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha esgrimido este lunes en Barcelona su modelo político y educativo en contraposición al "fracaso" de un gobierno catalán que puede provocar "un daño irreparable", y ha defendido que la aplicación del 155 en Cataluña debería haberse prolongado más tiempo.

Ayuso ha intervenido en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum y presentado por el presidente de CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, Miguel Garrido de la Cierva, con la asistencia de diversos dirigentes de la cúpula del PP catalán, con Alejandro Fernández al frente.

En su crítica al modelo educativo catalán, Ayuso ha alertado del "abuso de poder" del independentismo, y ha puesto como ejemplo el caso de sus primas en Cataluña, que le explican que estudiaban todas las comarcas catalanas, pero "no sabían dónde estaban los ríos españoles o las principales capitales de provincia, y llega el momento en que tratan a España en el colegio como un país vecino o un proyecto inexistente".

Ayuso, contra la educación catalana: "No saben los ríos españoles y dónde están las principales capitales de provincias"

La presidenta madrileña ha aplaudido la "riqueza" que supone el bilingüismo en Cataluña, pero ha dicho no entender por qué las familias no pueden elegir el idioma para educar a sus hijos, "como si es un 100 %... y eso no tiene nada que ver con ir contra el catalán".

"Puente hispánico"

En una conferencia en la que ha reivindicado su modelo político, económico y fiscal y ha apostado por "tejer alianzas" entre ambas comunidades en un "puente hispánico" madrileño-catalán, Ayuso ha aludido a que hoy se cumplen cinco años del discurso del rey Felipe VI, tras el referéndum ilegal de independencia en Cataluña.

[Recorrido por el cinturón rojo de Madrid: el plan de Ayuso para conquistarlo a 7 meses de las elecciones]

La dirigente popular ha reconocido que, desde Madrid, aquel referéndum se vivió "con absoluta preocupación y dolor", ante la "farsa frustrante" del independentismo, pero en contraste ha aplaudido el "brillante" discurso del rey, alzándose "como garantía de unidad e igualdad entre todos".

Al ser preguntada sobre si avala la actuación del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, cuando aplicó el 155 para suspender el autogobierno catalán, ha puntualizado que con la perspectiva del tiempo "es fácil hablar" y que fue un hecho inédito en España.

[Madrid estudia recurrir ante el TC el impuesto a las grandes fortunas: "Es un hachazo fiscal"]

"Pero en el momento en que se aplicó el 155 sí echo en falta, y así ha quedado demostrado, que se hizo por poco tiempo -ha reconocido-. Y al no ser duradero se generó también una ilusión en muchos ciudadanos que estaban hartos de ser ninguneados y despreciados, para después desembocar rápidamente en unas elecciones".

A su juicio, la aplicación de ese 155 "debería haber sido más firme y más duradero para que los efectos hubieran perdurado", ha dicho la mandataria, que se ha mostrado convencida de que el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no aplicará el 155 porque está "instalado en un camino disparatado".

"Daño irreparable"

La visita de Díaz Ayuso coincide con la crisis de relación entre los socios de coalición del gobierno catalán. "Creo que todo gobierno inestable provoca una fractura económica tremenda y un daño irreparable", ha alertado Ayuso, que ha dicho estar "preocupada y dolida" ante esta situación política.

De hecho, ha incidido en que solo hace falta ver "el número de empresas que desde 2017 han salido de Cataluña, hartas de vivir en esta situación"; no obstante, ha negado que Madrid se pueda alegrar de la huida de empresas catalanas porque "si le va peor a Cataluña -ha confesado- me duele profundamente. Pero sí es cierto que es preferible que esas empresas vengan a Madrid y no al Reino Unido".