Salvador Illa, ministro de Sanidad.

Salvador Illa, ministro de Sanidad.

Madrid CORONAVIRUS

Illa no levantará el estado de alarma en Madrid hasta que la incidencia baje de 200: "Lo ideal es 100"

Para Sanidad no es suficiente bajar de 500 casos por cada 100.000 habitantes. La perspectiva está en los 100, cifra que negociarán con Ayuso. 

13 octubre, 2020 09:12

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado que "no se dan las circunstancias" para levantar el estado de alarma en Madrid, petición que este martes hará el PP al Gobierno en una reunión del Grupo Covid-19, a pesar de que la incidencia acumulada ha bajado hasta los 446 casos por cada 100.000 habitantes, según datos del Ejecutivo de Ayuso.

"Lo retiraremos enseguida que podamos. La incidencia acumulada tiene que bajar muchísimo más", ha afirmado Illa en una entrevista en la SER en la que ha dejado muy claro que no es suficiente que baje de 500 casos por cada 100.000 habitantes, como establece la orden de Sanidad, sino "por debajo de 200 como mínimo". "La perspectiva es bajar la incidencia en Madrid muy por debajo de 500. Idealmente por debajo de 100 o alrededor de 100", ha dicho. "Esto lo queremos discutir con ellos. Cuando se cumplan los criterios, se levantará sin ningún problema", ha explicado, para matizar que según los datos de Sanidad la incidencia de la región está por encima de 500. 

Así, ha insitido en que a día de hoy no se retirará el estado de alarma ni en la capital ni el resto de localidades afectadas, aunque ha matizado que "si a lo largo de la semana" los datos mejoran en algún municipio "pediré en el Consejo de Ministros levantar el confinamiento perimetral en ese municipio", como ya ocurrió con Alcalá de Henares.

Illa no levantará el estado de alarma hasta que la incidencia baje de 200

Retraso en los datos

Sobre la validez de los datos de la Comunidad de Madrid, Illa ha señalado que hay "retrasos" y que, por tanto, "hay que valorarlos con prudencia y perspectiva". Además, ha remarcado que el porcentaje de positividad en la región está por encima del 20% -"cuando la OMS recomienda que esté por debajo del 5%"- y las UCI están alrededor del 40% de su ocupación, mientras que la media nacional es del 18%.

Con estos datos, Illa ha defendido que el viernes se decretara el estado de alarma en Madrid y ha criticado la posición no sólo de Ayuso, también la de Ignacio Aguado, que afirmó estar a favor de los acuerdos adoptados la semana pasada. "No puede ser que lleguemos a acuerdos que luego se incumplen. El puente de tres días habría puesto en riesgo la salud de los madrileños en primer lugar, y del resto de España después", ha señalado. "Ante la inmediatez del fin de semana, decidimos decretarlo porque así se eliminaba cualquier disputa jurídica".

Ante la primera reunión entre Gobierno y el equipo de Ayuso tras el estado de alarma, que se celebrará este martes, el ministro de Sanidad confía en retomar la "senda de colaboración" con Ayuso en la que se cuente con la "máxima lealtad institucional" entre ambos Gobiernos.

"No vamos a dejar de hacer lo que tenemos que hacer. Escucharemos sus argumentos y sus opciones", ha afirmado Illa, que ha recordado que la comunidad autónoma está por encima de 500 y que "hay que empezar a actuar con incidencias de 60 por cada 100.000 habitantes y tomar medidas drásticas con 250 por 100.000". 

Recurrirán la decisión del TSJM

En esta línea, el ministro ha dejado claro que la situación en Madrid "no es fácil" y ha anunciado que el Gobierno recurrirá la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de tumbar las restricciones de la orden de Sanidad. "Podemos ganar y tumbar la curva, pero hay que tomárselo en serio", ha continuado, para después advertir de que la capital atraviesa un momento de "estabilidad muy frágil". 

Illa también se ha referido a la situación del resto de comunidades autónomas para reconocer que, aunque en algunas como Navarra existan "situaciones preocupantes", ninguna cuenta con la "singularidad" de Madrid. "En Navarra hay una incidencia alta acumulada, sí, pero hay un 70% de trazabilidad, sabemos dónde se han contagiado", ha apuntado. 

Navidad, ¿sólo con convivientes?

En cuanto a extender el estado de alarma a toda España, el ministro ha insistido en que "no hace falta de momento". La prioridad de Sanidad, ha continuado, es actuar con "contundencia, doblegando curvas y conteniendo brotes". "Tenemos que estar vigilantes, como hasta ahora", ha añadido.

En este punto, Illa ha hecho una advertencia: si el Gobierno tuviese que tomar una decisión este mismo martes, la Navidades tendría que celebrarse "con medidas de restricción importantes", como reducirlas al grupo de convivientes estables. Por eso, ha fiado la decisión a la evolución del escenario en los meses de octubre y noviembre.

Reunión Gabilondo-Ayuso

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha solicitado mediante carta a Isabel Díaz Ayuso una reunión para "con diálogo y colaboración" buscar alternativas para hacer frente al virus y superar "el clima de tensión".

"No es cuestión ahora de detenernos en otros extremos, sino de procurar, una vez más, las condiciones para que con diálogo y colaboración podamos superar este clima de tensión que en nada favorece que nos centremos prioritaria y directamente en combatir este virus que es, sin duda, lo que los ciudadanos esperan de nosotros", ha trasladado.

El asunto, a su parecer, no solo tiene una dimensión sanitaria sino también social, laboral, económica y política, porque es "una cuestión de Salud Pública y ante ello cualquier otra consideración ha de encontrar vías para superarse".