Valencia

Los concejales con "dedicación parcial" de Valencia no solo percibieron sueldos por encima de la legalidad durante la pasada legislatura, según la Agencia Valenciana Antifraude. El organismo alerta de que también está ocurriendo en el presente mandato, aunque con una fórmula distinta. En la 2015-2019 fue mediante un "complemento" a diez dirigentes, que se repartieron más de 772.000 euros extra. En la presente, la 2019-2023, con la asignación de un salario que asciende al 93,15% de la dedicación exclusiva, cuando deberían percibir solo el 75%, a juicio de la agencia. La diferencia a su favor es de cerca de 12.400 euros al año.

Noticias relacionadas

"Esta legislatura el pleno aprobó que los concejales con dedicación exclusiva percibirán un importe anual de 68.171,04 euros, y los miembros con una dedicación parcial del 75% percibirán una retribución bruta anual de 63.500,22 euros", expone el organismo fiscalizador. Antifraude lamenta que tal circunstancia se produce "sin que haya justificación sobre esta cuantía, que supone el 93,15% de las retribuciones de los concejales con dedicación exclusiva".

La entidad que dirige Joan Llinares asevera al respecto que "no hay proporcionalidad entre el importe de la retribución y el porcentaje de dedicación". En efecto, el 75% del salario con dedicación exclusiva sería de 51.128,28 euros brutos anuales, de modo que el importe extra que perciben hasta los 63.500,22 euros es de un total de 12.371,94 euros brutos anuales más por concejal.

"Para los miembros de la corporación 2019-2023 con una dedicación parcial del 75% se está abonando una retribución que excede con mucho el 75% de las retribuciones de los concejales con dedicación exclusiva", insiste Antifraude al respecto. La agencia considera que esta práctica está "alterando el criterio de proporcionalidad al salario de la dedicación exclusiva tal y como estaba recogido en las otras legislaturas".

Esta advertencia forma parte del escrito provisional de conclusiones elaborado por Antifraude sobre las retribuciones en el Ayuntamiento de Valencia, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. La investigación, sin embargo, parte de lo ocurrido durante la legislatura 2015-2019. Entonces, a juicio del organismo, el alcalde aprobó unos complementos irregulares para equiparar el sueldo de los ediles con dedicación parcial al que recibían los que tenían la completa. El montante en sobresueldos superó los 772.000 euros.

Incumple la Ley 27/2013

Según desglosa Antifraude, la norma incumplida es la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (derivada de la Ley 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria, más conocida como 'Ley Montoro'). La misma, en sus artículos 1.18 y 1.19, introdujo límites al régimen retributivo de los miembros de las corporaciones locales y limitó el número de cargos con dedicación exclusiva, según recuerda el organismo.

Pero el consistorio liderado por Compromís, que gobernó la pasada legislatura junto a PSPV-PSOE y València en Comú -la marca valenciana de Podemos-, buscó una fórmula para sortearla. "Formalmente acreditaba que no sobrepasaba el límite de 25 concejales con dedicación exclusiva. Pero, de facto, su efecto práctico fue que el Ayuntamiento de Valencia retribuyó a 31 concejales con el mismo importe en términos cuantitativos", según expone Antifraude.

El sistema de sobresueldos que implantó el gobierno local de Joan Ribó "violenta la voluntad expresada en la norma de cumplir los principios de estabilidad presupuestaria, sostenibilidad financiera o eficiencia en el uso de los recursos", considera la AVAF. La investigación se centra en las cantidades percibidas por cinco concejales de Compromís, tres de PSPV-PSOE y dos de València en Comú. En total, cobraron de las arcas municipales los mencionados 772.000 euros. 

Los ediles de Compromís fueron Sergi Campillo (actual vicealcalde de la ciudad) Giuseppe Grezzi, Gloria Tello, Pilar Soriano y Consol Castillo. Del PSPV-PSOE lo percibieron la hoy vicealcaldesa Sandra Gómez, Anaïs Menguzzato (actual gerente de FGV) y Vicent Sarrià (diputado del PSOE en el Congreso en estos momentos). Por lo que respecta a València en Comú, lo recibieron Neus Fábregas y María Oliver, que en la actualidad es asesora del vicepresidente segundo de la Generalitat Valenciana y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau (Podemos).

Cálculo de Antifraude sobre los sobresueldos percibidos por cada concejal. EE

Antifraude agrega sobre el denominado oficialmente "complemento de especial responsabilidad" que "ni se motivaron, ni se detallaron, ni se han acreditado las competencias específicas de los tenientes de alcalde en esa legislatura 2015-2019 que justifican la aplicación del complemento".

También afea que el Ayuntamiento no acredita "por qué se cuantificó en un 25% adicional", un porcentaje que, según advierte, "equipara las retribuciones con el régimen de los concejales con dedicación exclusiva". El organismo argumenta además que "a los tenientes de alcalde ya se les retribuía por la responsabilidad". "Esa responsabilidad va implícita en el cargo y, por eso, sus retribuciones son en un porcentaje por el sueldo del alcalde", recuerda.

A su vez, llama la atención sobre un absurdo generado con este sistema. "Esos tenientes de alcalde podrían compatibilizar su actividad pública con otras actividades privadas", todo pese a percibir "de facto" una retribución "equivalente al 100%" a la de dedicación exclusiva. También recuerda Antifraude que la norma estatal dice textualmente que el límite máximo que se impondrá en el régimen de dedicación parcial lo establecerá el total recibido "por todos los conceptos retributivos", de modo que no cabe la posibilidad de introducir un complemento como el aplicado.

Por otra parte, la Agencia Valenciana Antifraude llama la atención sobre el cambio introducido por el Ayuntamiento de Valencia en la legislatura actual, en la que suprimió este complemento y buscó una fórmula alternativa para pagar por igual a todos los concejales: concentrar el grueso de los ediles con dedicación exclusiva en los grupos políticos que conforman el Gobierno local. Además, a los que tenían dedicación parcial los retribuyó con el 93,14% del salario de la exclusiva.