Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha adjudicado un contrato de 17.256,6 euros para iluminar su despacho en el Ayuntamiento de Valencia. Así consta en la resolución de la concejal de Personal y Servicios Centrales y también militante de Compromís, María Luisa Notario. El documento, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, fue rubricado por la edil el pasado 18 de diciembre.

Noticias relacionadas

La adjudicación consistió, literalmente, en el "suministro de equipamiento de iluminación para despachos de Alcaldía de la Casa Consistorial". La empresa que recibió el encargo fue Cosín Estudio, por un montante de 14.261,65 euros más los 2.994,95 del correspondiente 21% de IVA.

El montante rozó los 15.000 euros del máximo permitido para contratos menores, modalidad que permite la libre elección del adjudicatario tras comparar tres ofertas. En este caso también presentaron la suya las firmas Iluminación Ambiente y Tecniluz.

La adjudicación de diciembre contemplaba una duración del contrato de 30 días hábiles desde la notificación al contratista, de modo que los trabajos, en función de estos plazos, ya deberían haber concluido.

"Una renovación"

Alcaldía indicó a este jueves a EL ESPAÑOL que la actuación consistió en "una renovación de la iluminación". Incluyó también "la fachada y los pasillos donde se encuentran los cuadros históricos de los alcaldes", según apuntó el equipo de Ribó, que subraya que la actuación es "en toda el ala de Alcaldía", no solo en el despacho que utiliza el primer edil.

Durante su primer año como alcalde, el entonces concejal del PP, Vicente Igual, ya denunció un gasto de más de 150.000 euros "en reformas de los despachos de Alcaldía y de concejalías del Gobierno municipal".

Según desglosó, se invirtieron 18.175,42 euros en la reforma del despacho del concejal de Cultura Festiva, 53.056,96 en el acondicionamiento de las dependencias de los grupos políticos del Ejecutivo local, otros 51.889 euros en la segunda planta de la Casa Consistorial y 27.000 euros más para atender peticiones del resto de concejales.

El otrora Concejal de Gobierno Interior y hoy vicealcalde de Compromís, Sergi Campillo, replicó que las obras de adecuación del despacho de Alcaldía tan solo costaron 13.895 euros "frente a los 56.495 euros de las obras reclamadas por el Partido Popular para su Grupo Municipal".

"Pagado de tapadillo"

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, se manifestó este viernes al respecto "muy sorprendida de que, en plena crisis por la pandemia, el alcalde Ribó decida cambiar la iluminación de su despacho con un coste de 17.200 euros". "Se ha pagado de tapadillo a través de un contrato menor, algo habitual para evitar ir a concursos y poder darlo a dedo", afirmó.

Catalá denunció que Ribó "está más preocupado en iluminar mejor su despacho y en instalar un monolito para el 15-M que ha costado 20.000 euros que en dar solución y ayudas a las personas que están padeciendo la crisis por la mala gestión del Covid-19, especialmente a comerciantes, hosteleros y autónomos". "A ellos  les dan ayudas de 2.000 euros y se gasta cerca de 20.000 en poner más luz en su despacho", comparó.