Joan Ribó, alcalde de Valencia; y Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos. EE

Joan Ribó, alcalde de Valencia; y Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos. EE

Comunidad Valenciana POLÍTICA

El pacto de la izquierda con Cs obliga a elevar un 52% las ayudas a pymes y autónomos en Valencia

La concejalía de Hacienda contempla pasar de los 9,87 millones presupuestados a los 15 acordados con la formación naranja.

14 enero, 2021 02:27
Valencia

Noticias relacionadas

Un incremento de, al menos, el 52%. De 9,87 millones en ayudas directas para pymes y autónomos a un total de 15. Este es el aumento presupuestario que prevé realizar la concejalía de Hacienda del Ayuntamiento de Valencia, dirigida por el socialista Borja Sanjuan, para cumplir con el pacto al que llegó la izquierda municipal (Compromís y PSPV-PSOE) con Ciudadanos.

La formación naranja se abstuvo en la votación de los presupuestos locales el pasado mes de noviembre a cambio de, entre otras cuestiones, que la corporación alcance en el presente 2021 la cifra redonda de 15 millones de euros en ayudas directas para pymes autónomos.

Ambas partes negocian ahora cómo llevar a la práctica este acuerdo que todavía no figura en el presupuesto municipal. ¿La razón? El dinero que se destinará a esta cuestión es el del remanente de 2020, que estará disponible a partir del mes de marzo.

Según precisa la concejalía de Hacienda, los 9,87 millones de euros sí presupuestados actualmente se concentran en un total de ocho líneas presupuestarias, que serán las que verán engrosada su partida hasta alcanzar los 15 millones pactados.

2,59 millones a debate

Dos de estas ocho partidas suman más de 5 millones. Se trata de 2,59 millones para el fomento del empleo a través de la fundación Valencia Activa y otros 2,56 millones en subvenciones para la mejora de la competitividad empresarial.

Sobre la primera existe cierto recelo por parte de Ciudadanos. La formación de Fernando Giner considera que no se trata exactamente de ayudas directas, y por ello considera que el presupuesto actual del Ayuntamiento que llega realmente a los bolsillos de autónomos y pymes es inferior a 7,5 millones de euros.

Hacienda, por contra, considera que los 9,87 millones actuales sí corresponden en su práctica totalidad a ayudas directas. “En cualquier caso -apuntan-, aunque parte de ese dinero se destinara a la estructura de gestión, existen otras partidas de promoción como la del sector turístico, por ejemplo, que sitúan el montante total de ayudas directas en los alrededor de 10 millones de euros”, subraya Sanjuan a EL ESPAÑOL.

El concejal agrega además que “se alcanzarán de sobra los 15 millones de euros de cualquier modo”. Según argumenta, el plan de 120 millones de euros en ayudas directas al tejido empresarial anunciado este lunes por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, supondrá alrededor de 25 millones en la ciudad de Valencia.

Este plan autonómico contempla que el 50% de la inversión la aporte la autonomía, un 30% las diputaciones y un 20% los ayuntamientos. En el caso de Valencia, en consecuencia, la inversión municipal deberá ser de alrededor de 5 millones de euros adicionales a los 9,87 millones presupuestados.

Foto del acuerdo presupuestario de la izquierda con Ciudadanos. EE

Foto del acuerdo presupuestario de la izquierda con Ciudadanos. EE

Ciudadanos, tras cinco años de oposición frontal a las cuentas municipales, ha optado en 2021 por abstenerse en la votación del presupuesto del ayuntamiento que lidera Joan Ribó (Compromís). La decisión se produce en el marco del viraje hacia el centro de la formación liderada por Inés Arrimadas tras el batacazo electoral que sufrió en las últimas elecciones generales. 

Tal circunstancia también ha supuesto un cambio de paradigma en la Comunidad Valenciana -donde Toni Cantó ha hecho lo propio con la abstención del partido a nivel autonómico-. Pero el movimiento es aún más brusco en la ciudad de Valencia, pues la alcaldía la ostenta Compromís.

Pactar con el nacionalismo era hasta ahora una línea irrebasable para Ciudadanos, pero la pandemia sirvió de excusa para hacerlo: “Valencia está en el abismo económico”. “Muchos comercios están pensando en cerrar. Por eso hemos entendido, desde que se firmó el Pacto de Reconstrucción, que lo que nos tocaba hacer es intentar dialogar para llegar al máximo de ayudas para autónomos y pymes”, argumentó Giner en noviembre.

El pacto

La credibilidad de los naranjas como “partido útil” en la ciudad depende ahora del cumplimiento de este acuerdo alcanzado con la izquierda, que además de los 15 millones de euros en ayudas directas para pymes y autónomos contemplaba otras cuestiones.

“Se aumentarán las líneas específicas a actividades e industrias culturales. También se ha pactado aumentar las cantidades destinadas a las ayudas a la educación de 0 a 3 años hasta 4,75 millones de euros, y las familias también recibirán el cheque escolar en el mes de julio”, subrayó entonces Giner, que precisa ahora que “la ampliación del cheque escolar ya es una realidad”. “Se benefician ahora más de 5.000 familias, 1.200 más que antes”, subraya. 

“Por otra parte, el pacto acuerda suspender o modular las tasas de contenido económico, como por ejemplo la que afecta a las mesas y sillas o al alcantarillado, para compensar así las restricciones a la actividad económica provocadas por la pandemia en el ejercicio 2021”, precisó Ciudadanos el día del acuerdo.

Además, agregó que el calendario de recaudación de impuestos “se ha alargado hasta el 30 de junio”. Al respecto, Giner subraya que “también se ha cumplido ya con la prórroga para el pago de los tributos”.