Las dos últimas sesiones del Parlamento previas a agosto, mes inhábil, han servido para retratar el momento dulce que vive el Gobierno que preside Juanma Moreno en Andalucía.

Noticias relacionadas

El Gobierno andaluz ha logrado sacar adelante tres nuevas leyes, dos de las cuales han contado con el respaldo del nuevo PSOE que lidera Juan Espadas. El panorama político, por tanto, ha cambiado en Andalucía comparado con la situación de meses atrás.

El Ejecutivo PP-Cs ha logrado luz verde a los trámites iniciales de la Ley de Suelo, la Ley de Reconocimiento de Autoridad del Profesorado, y la Ley de Infancia. Con ellas, pero sobre todo con la primera, Moreno ha logrado apuntalar la legislatura y ha ratificado la buena salud del pacto que mantiene con Ciudadanos.

La Ley de Impulso a la Sostenibilidad del Suelo de Andalucía, conocida como LISTA, es considerada como el proyecto estrella del Gobierno PP-Cs. Viene a agilizar los trámites administrativos y afectará de lleno a la dinámica urbanística de ayuntamientos e industria de la construcción. Ha salido adelante con la abstención socialista y el apoyo, esta vez sí, de Vox.

Está previsto que la entrada en vigor de la misma tenga lugar antes de finales de 2021, con lo que se cauteriza cualquier atisbo de elecciones anticipadas hasta esa fecha. Luego Moreno tendría las manos libres para convocar un adelanto técnico para la primavera, siempre y cuando siga manteniendo los vientos favorables que le auguran las encuestas.

Las otras dos iniciativas legislativas que se han aprobado son la Ley de Protección a la Infancia y la Ley de Autoridad del Profesorado. La primera se ha aprobado con los votos del PP, Cs, PSOE y Unidas Podemos y el rechazo de Vox.

Su portavoz, Manuel Gavira, ya lo había anunciado previamente. La formación dice que "el Gobierno de la Junta no ha aceptado ninguna de las enmiendas que hemos presentado y consideramos que la ley no mejora las condiciones de los menores. Profundiza en cuestiones que no compartimos y es una prueba más de cómo Vox se encuentra solo para frenar las políticas de izquierdas".

En cuanto al proyecto de Ley de Autoridad del Profesorado, se ha aprobado con los apoyos del PSOE y Vox, la abstención de Unidas Podemos y el rechazo de Adelante Andalucía.

El cisma

La formación que lidera en Andalucía Antonio Gavira dio un golpe en la mesa en mayo rechazando por sorpresa la Ley de Suelo, en respuesta al acogimiento de menores tras el asalto de Ceuta. Su postura mostró a Moreno y a Juan Marín la debilidad de gobernar en minoría y, sobre todo, de apoyarse únicamente en la formación de extrema derecha.

El pasado 24 de junio, el presidente de la Junta y el candidato a la presidencia del PSOE-A, Juan Espadas, mantuvieron un encuentro para tender puentes y un nuevo tiempo de colaboración en el que la LISTA protagonizó buena parte del encuentro. No en vano el documento contó con la participación de los socialistas para su redacción. Por eso, sorprendió tanto el cambio de postura del grupo socialista en la votación de mayo.

En aquella ocasión, el Grupo Socialista, cuyo voto previsto era la abstención, votó negativamente y tumbó la iniciativa legislativa. Luego, se sumó a la enmienda a la totalidad presentada por Adelante Andalucía, que se aprobó gracias a la abstención de Vox.