Vox ha confirmado con hechos su amenaza contra la estabilidad del Gobierno andaluz de Juanma Moreno tras el acogimiento de 13 menores no acompañados procedentes de Ceuta. En un mismo día, el partido de Santiago Abascal no ha apoyado la reforma exprés de la Ley de Salud Pública y ha facilitado, con su abstención, que la izquierda tumbe la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (Lista). 

Noticias relacionadas

La norma no ha superado el debate de totalidad ante el pleno del Parlamento y no continuará con su tramitación. Se trata de una de las leyes más importantes del Gobierno del PP y Cs porque supone el fin a "la maraña normativa urbanística que se ha creado en los últimos 20 años". La última vez que la Cámara andaluza sacó adelante una norma del suelo gobernaba el socialista Manuel Chaves.

Es la primera vez que ocurre en la legislatura. Tras varios amagos de Vox de retirarle los apoyos, finalmente, se han aprobado con sus votos los presupuestos de los tres ejercicios de 2019, 2020 y 2021. Sin embargo, el pasado domingo el propio Santiago Abascal dijo que no validarían el de 2022.

Por el momento, Vox no ha permitido tramitar la reforma de la Ley de Salud Pública por lectura única en el pleno de este jueves para su aprobación urgente. Uno de los objetivos de esta modificación es permitir el cierre de localidades con alta tasa de incidencia de Covid-19. De ahí su urgencia.

Por tanto, tendrá que seguir el trámite parlamentario, mucho más lento que el deseado por el Ejecutivo autonómico, ya que su aprobación podría remontarse a los meses de otoño.

Por otro lado, los 11 diputados que dirige Manuel Gavira como portavoz se han abstenido en la votación sobre la enmienda a la totalidad que Adelante Andalucía presentó contra la citada ley urbanística.

Se alinea con la izquierda

Con ello permite que la izquierda, con 50 votos, tumbe este proyecto, uno de los más significativos del Gobierno de PP y Cs y se devuelva su tramitación al consejo de gobierno.

En cuanto a la primera normativa, Manuel Gavira ha explicado que el primer borrador no les gustó porque "tenía restricciones de derechos" y el segundo era "más confuso que el primero". A partir de ese segundo borrador, ha asegurado que no han tenido ningún contacto con el Gobierno de la Junta.

Sobre la segunda, el diputado Alejandro Hernández ha insistido en que hay un "problema de seguridad jurídica en el articulado de la ley", así como que "ni se simplifica ni se clarifican las actuaciones a seguir".

Ambas negativas de Vox generan más incertidumbre sobre la posibilidad de un adelanto electoral, que la formación de Abascal lleva semanas pidiendo. Desde las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid Juanma Moreno ha insistido en que su Gobierno con Cs es estable y que seguiría adelante mientras tuviera los apoyos.

Pero este miércoles Vox ha subido los decibelios al alinearse con la izquierda y dejar caer este proyecto normativo y ha pasado ciertas líneas rojas. No obstante, el adelanto electoral no depende del apoyo de la formación verde porque Moreno podría prorrogar los presupuestos aprobados para este 2021 hasta el final de la legislatura.

"No habrá adelanto"

"No hay que ponerse nervioso sino buscar la fórmula para sacar adelante iniciativas". Ésta ha sido la primera reacción del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, quien ha insistido en que no habrá ningún adelanto electoral

Marín ha dejado claro que este Gobierno "no se va a dejar influir por ninguna decisión de ningún grupo a la hora de traer una iniciativa", pero sí ha reconocido que hoy se ha contemplado "un escenario diferente" y una reacción "totalmente desproporcionada".

A su juicio, "algunos se creen que por tumbar la Lista están derrotando a un gobierno y se equivocan porque van en contra de los intereses de los andaluces". Cree además que los ciudadanos sabrán valorar cuando llegue el momento de votar.

El portavoz del PP en el Parlamento, José Antonio Nieto, cree que Vox ha cometido "un profundo error" y va a tener que explicarlo a sus votantes y a los sectores andaluces a los que dicen defender. 

"Nosotros vamos a seguir trayendo iniciativas para reactivar Andalucía y Vox tiene que decidir si está en el lado de la activación o del bloqueo del PSOE y Adelante Andalucía", ha concluido Nieto. Por último, ha lamentado "esta inesperada pinza" entre la formación verde y la izquierda andaluza que va a tener consecuencias.