Sesión de constitución de la Comisión andaluza para la recuperación ante el Covid-19.

Sesión de constitución de la Comisión andaluza para la recuperación ante el Covid-19. Parlamento andaluz Sevilla

Andalucia Coronavirus

El PSOE abandona la 'gran alianza' por Andalucía tras dar PP y Ciudadanos la presidencia a Vox

Vox votó en contra de esta comisión en el Parlamento pero ahora dice que acude con "buena fe" porque "quiere y porque puede". PSOE y Adelante afean su postura.

25 mayo, 2020 16:55
Sevilla

La "gran alianza" por Andalucía que propuso el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha nacido torcida. Lo que finalmente será, tras requerirlo el PSOE, una Comisión de estudios sobre la recuperación económica y social de la comunidad a causa de la pandemia del Covid-19 en el Parlamento andaluz, ha saltado por los aires en su primera reunión.

¿El motivo? El PP y Ciudadanos han votado a favor de que sea el diputado de Vox, Manuel Gavira, el presidente de la comisión, y PSOE y Adelante la han abandonado al considerar que este partido no cree en ella. Cabe recordar que la formación de Santiago Abascal en Andalucía votó en contra de su creación en el Parlamento.

El objetivo de esta comisión o "gran alianza", como se la denominó en un principio, es intentar reactivar la economía y afrontar los efectos de la crisis sanitaria en el ámbito social y laboral desde la Cámara andaluza. Pero para ello todos tienen que ceder. Una circunstancia que no se ha producido el día de su constitución.

Con los votos a favor de PP-A, Cs y Vox, Gavira ha conseguido un total de 58 ponderados, mientras que la otra opción, la representante del PSOE-A, la diputada Beatriz Rubiño, se ha quedado con 50 apoyos, de Adelante y de los socialistas. Ante el resultado, ambas formaciones han abandonado la sesión. Por su parte, la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, ha lamentado esta decisión y ha instado a los diputados a ser generosos y "a no defraudar a los andaluces".

Ambiente crispado

Tras ello, tanto el portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto, y el adjunto del PSOE, Manuel Jiménez Barrios, se han pedido mutuamente recapacitar al respecto, pero ni el crispado clima previo, ni el del día de su constitución, ha sido el propicio. El primero reclama a los socialistas que crean en la democracia y el segundo, que el presidente Moreno aún está a tiempo de rectificar.

La comisión consta de una presidencia, dos vicepresidencias y dos secretarías, por lo que el portavoz parlamentario del PP-A ha propuesto que las otras dos plazas que este lunes no se han votado se queden vacantes por si PSOE-A y Adelante rectifican y vuelven a los trabajos de la comisión.

Además, contará con cuatro subcomisiones: sanidad y salud pública, reactivación económica, políticas sociales y demás servicios esenciales y una última de medidas de carácter estatal. Cabe recordar que Moreno anunció al respecto una movilización económica de 4.000 millones de euros.

"Pataleta" del PSOE

Para Nieto se trata de "una pataleta" del PSOE y considera su abandono "una claudicación más" de la secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, a la estrategia de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

"Han venido a reventarla y los andaluces necesitan ver a los partidos trabajando y poniendo encima de mesa soluciones para Andalucía por encima de los intereses particulares”, ha subrayado Nieto. 

Nieto ha indicado que ni PP-A ni Cs iban a optar a presidir la comisión, pero que tampoco iban a admitir que "por narices" la tuviera que presidir el PSOE-A o Adelante. Sobre todo, ha remarcado, tras lo que se ha visto con la comisión creada en el Congreso de los Diputados, que está presidida por el PSOE.

El portavoz popular no ha manifestado en sus intervenciones que apoyaría que la presidencia de la comisión quedara en manos de Vox. La propuesta que hizo a los demás grupos planteaba que cada uno de ellos, de menor a mayor, eligiera uno de los puestos de la misma. Además, salvo el partido que ostentara finalmente la presidencia, los cuatro partidos restantes elegirán la subcomisión cuyos debates y sesiones quiera moderar y presidir.

"La han matado"

Por su parte, en nombre del PSOE-A, su portavoz adjunto, Manuel Jiménez Barrios, ha reprochado que el PP-A y Cs "jueguen a la aritmética parlamentaria" para que Vox presida esta comisión, a la que ya "han matado", pero "sin decirlo claramente".

A su juicio, la propuesta esconde que "la debilidad del Gobierno andaluz le hace buscar eufemismos para no decir lo que ocurre y es que necesitan de la alianza de la ultraderecha". Además sostiene que Vox no cree en la comisión, se ha mostrado en contra de la misma y, a nivel nacional, la ha abandonado.

No obstante, cree que el presidente de la Junta todavía está a tiempo de rectificar si llama a los representantes de las fuerzas políticas para "reconducir el camino” de la comisión parlamentaria.

Por su parte, el portavoz adjunto de Adelante Andalucía, Ignacio García, ha mostrado su sorpresa por esta propuesta de Vox. "Si ellos la presiden, esta comisión dejaría de tener sentido" al estar en contra de ella.

Vox en la presidencia

Sin embargo, Vox ha defendido su propuesta a la presidencia. Su grupo está en la misma "porque quiere, porque puede y porque tiene derecho" y porque en Andalucía lo han querido cientos de miles de andaluces que lo votaron en las últimas elecciones autonómicas.

"Acudimos a ella con buena fe", ha subrayado su portavoz parlamentario, Alejandro Hernández, y ha lamentado que tanto el PSOE como Adelante nieguen la "legitimidad democrática" de su formación y sólo persigan excluirla de las instituciones.

Por último, el diputado de Ciudadanos Julio Díaz ha apoyado la propuesta del PP-A y ha subrayado que su formación "no va a interponer sus siglas al interés de los andaluces". Al respecto, ha asegurado que trabajará para que "el dictamen resultante de esta comisión sea útil". La siguiente reunión será el 1 de junio.