"No me gustaría que nadie se molestara, pero no es lo mismo estar debajo de un paso de Semana Santa, que estar en una manifestación de 500 personas donde se puede esparcir la gente y mantener las distancias". Esa es la repuesta que ha dado el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), Fernando Simón, al ser preguntado por el hecho de que la delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid haya aprobado una manifestación para el 8-M, pero se posponga la celebración de procesiones de Semana Santa.

Noticias relacionadas

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, Simón ha explicado que, aunque no es "experto en estas cosas" y no le gustaría "que nadie se molestara", la peligrosidad de los encuentros difiere según "la forma de relacionarse".

Con todo ello, Simón no ha cerrado la posibilidad a la celebración de la Semana Santa, sino que ha manifestado que hay "alternativas" para satisfacer las "necesidades de todos" si se mantienen las medidas adecuadas de control del riesgo de la epidemia.

Es más, no existe ninguna orden expresa, por el momento para que se suspendan las procesiones de Semana Santa. Han sido los propios cofrades los que han cancelado su celebración por la pandemia del coronavirus. 

Sobre el peligro de acudir a los actos convocados por el Día Internacional de la Mujer, el experto ha asegurado que "depende mucho" de cómo se relacionen los asistentes entre ellos. "Si mantienen la distancia y utilizan mascarilla van a reducir mucho los riesgos, aunque nunca será a cero".

Simón ha recordado que, "en España se ha establecido aforos concretos en muchos momentos, pero se ha tenido un cuidado especial con no establecer cifras sino también la calidad de la relación entre las personas" por lo que, como ha incidido, "si mantienen las medidas de precaución adecuadas, el riesgo se reduce mucho".

PP, Ciudadanos y PSOE

Las declaraciones de Simón llegan tras una mañana en la que los diferentes partidos políticos han mostrado su postura sobre ir o no a estos actos. La primera en hacerlo fue la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que aseguró que este tipo de concentraciones "no ha lugar"

A su posicionamiento se han unido las voces del PP y Ciudadanos que han asegurado que no acudirán a las manifestaciones del 8-M y el propio partido socialista con voces como la de la ministra de Defensa, Margarita Robles

Por otro lado, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha sido el único que ha asegurado que su partido sí irá a las manifestaciones. Concretamente, Echenique ha explicado que "Unidas Podemos acudirá a las manifestaciones del 8 de marzo si las hay" aunque ha dejado la decisión de convocarlas o no está "en manos de las asociaciones feministas".