La comisión de investigación sobre la Operación Kitchen se pondrá en marcha antes de fin de año, tal y como pactaban este miércoles los portavoces de PSOE y Unidas Podemos, Adriana Lastra y Pablo Echenique. Socialistas y podemitas, además, solicitarán que entre los citados a declarar figure el ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el comisario Villarejo, en prisión preventiva desde 2017. 

Noticias relacionadas

Según el acuerdo alcanzado entre ambos partidos, la comisión se pondría en marcha la última semana del año, tras haberse aprobado su creación en octubre pasado, con la oposición del PP. 

Las direcciones de ambos grupos aseguran que trasladarán su propuesta definitiva una vez comiencen los trabajos. Otra de las peticiones de comparecencia polémicas podría ser la de Pablo Casado, aunque en este caso no hay consenso entre los dos partidos del Gobierno, ya que solo la pide Podemos. El presidente del PP se ha desmarcado en varias ocasiones de un caso que ocurrió, asegura, cuando apenas era un diputado raso por Palencia en el Congreso. 

Comparecencias por consenso 

Fuentes del Grupo Socialista aseguran que, en cualquier caso, el listado de comparecientes tendrá que aprobarse con el consenso del resto de grupos. Subrayan la importancia de una comisión de envergadura que afecta al primer partido de la oposición.  

El PP, por su parte, podría solicitar igualmente la de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, antigua ministra de Justicia del Gobierno de Pedro Sánchez. Delgado, junto al ex juez Baltasar Garzón, aparece en unas grabaciones con Villarejo de 2009.    

Por el caso Kitchen están imputados el ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y el que fuera su número dos, Francisco Martínez Vázquez. Ambos protagonizaron recientemente un tenso careo ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón