Aquel mantra de que los partidos políticos se saltan, muy a menudo, su propio programa electoral ha vuelto a tener un nuevo episodio. Vox, la formación liderada por Santiago Abascal, ha arremetido este fin de semana contra la llamada Ley Celaá haciendo especialmente hincapié en la crueldad que creen que supone cerrar los colegios de educación especial. Sin embargo, ya en 2016, eran ellos mismos los que proponían esta medida. 

Noticias relacionadas

"Los españoles no se merecen este ataque al español, este ataque a la educación concertada, este ataque a la educación diferenciada y, por supuesto, casi lo más dramático de todo, este ataque a la educación especial", ha señalado el portavoz de la formación, Iván Espinosa de los Monteros, durante su participación en las marchas contra la Ley Celaá que han tenido lugar este fin de semana.

"Niños que tienen verdaderas necesidades especiales, niños que no se pueden integrar en la educación ordinaria, ahora ven cómo vacían sus escuelas de educación especial, con sus profesores de educación especial, para intentarles meter e integrar en clases donde no se pueden integrar porque, desgraciadamente, no tienen la capacidad", ha añadido Espinosa de los Monteros. 

En el punto 118 del programa de 2016, Vox buscaba acabar con la educación especial. E.E.

Sin embargo, desde las redes sociales, pronto han señalado la incongruencia que esto supone. En su programa electoral para los comicios de junio de 2016, que ha sido borrado de la página de Vox pero que EL ESPAÑOL ha podido recuperar, eran ellos mismos los que proponían la medida que ahora tanto critican. 

En su punto 118, titulado Plan de integración para discapacitados que garantice la igualdad de oportunidades, Vox desgrana la dirección en la que creía que había que avanzar. Ahí, se puede leer que para alcanzar una "educación inclusiva" hay que "acabar con la educación especial y disponer apoyos para una educación verdaderamente inclusiva". El discurso es radicalmente opuesto al que esgrimen ahora los diputados de la formación ultraderechista. 

Todos los diputados

Este fin de semana se ha podido ver cómo Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros e Ignacio Garriga, representante de Vox en Cataluña, gritaban al unisono en Twitter "¡No al cierre de los colegios de educación especial!". La diputada Macarena Olona, ha ido más lejos, además, y ha compartido un vídeo en el que selen multitud de familias con hijos discapacitados pidiendo "No cerréis su cole". 

Espinosa de los Monteros aseguraba que Vox recurrirá la Ley Celaá en todos sus aspectos ante el Tribunal Constitucional y recordaba que "para detener simultáneamente el ataque al español, el ataque a la educación concertada, el ataque a la diferenciada y el ataque a la especial... sólo queda Vox". 

El programa de 2016 que Vox ha eliminado de su web llevaba como título Hacer España grande otra vez, un calco del lema de Donald Trump en Estados Unidos que popularizó el "Make America Great Again". Entonces, el magnate americano aún no había ganado las elecciones pero Vox ya se situaba en su estela, que siguen reivindicando a día de hoy. 

Ahora Vox es la tercera fuerza política del país pero aquel 2016 estaban muy lejos de serlo. En dichas elecciones de junio, la formación liderada por Santiago Abascal obtuvo sólo 46.781 votos, un 0,2% del total, y, por supuesto, ningún escaño. 

Este lunes, el portavoz político de Vox, Jorge Buxadé, ha dicho en una rueda de prensa que el partido no ha tenido ningún cambio de criterio. Ha podido ser "un error tipográfico", ha asegurado y dice que es algo "irrelevante".