Isabel Celaá denuncia que la nueva ley de educación, cuyo texto pasa al Senado en su recta final parlamentaria antes de poder convertirse en la octava ley educativa en democracia, está rodeda de "fake news y falsificación" y señala al Partido Popular como origen de los bulos.

Noticias relacionadas

"Una de las mentiras es el cierre de los centros de educación especial y de la concertada", ha señalado la ministra de Educación, que ha dejado claro que esta ley "no impulsa un debate sobre la pública o la concertada", sino que "retira determinados excesos que fueron a mejorar la concertada frente a la pública durante siete años". "La educación pública está en un desequilibrio inmenso respecto a la concertada", ha denunciad. 

Celaá ha defendido la libertad enseñanza y ha remarcado en una entrevista en TVE que "si la concertada funciona mejor que la pública es imprescindible que se haga esta ley." 

Educación especial

Sobre la polémica referente a la educación especial, Celaá ha sido muy crítica con aquellos que afirman que la nueva ley de educación prevé el cierre de los centros destinados a este tipo de niños. "Estos centros no se van a cerrar porque son necesarios en el sistema. (...) Serán dentros de apoyo y de referencia para todo el sistema y podrán seguir escolarizando niños. Hay algunos padres que consideran o se les ha dicho que se van a cerrar esos centros. La especulación es libre", ha dicho, para pedir a los padres que lean la disposición cuarta de esta ley porque este proyecto de ley "viene acompañado de mucha falsificación y fake news".

La ministra ha explicado que con esta ley se dota de recursos a los centros ordinarios -públicos y concertados- de todos los medios necesarios para que niños con necesidades especiales estudien en ellos. "Muchas veces los padres que quieren llevar a sus hijos a centros ordinarios no pueden porque no hay recursos", ha afirmado. 

"Falacias" del PP

Sobre la oposición abierta y firme del PP, que ya ha anunciado una contrarreforma a la ley en las comunidades en las que gobierna, Celaá ha sido tajante. "Me sorprende que un representante de la oposición -en referencia a Pablo Casado- esté llamando a la desobediencia. No prevemos semejante cuestión", ha señalado.

Celaá ha recordado que "esta ley sale respaldada por siete fuerzas políticas y ha conseguido mayoría absoluta" mientras que "para tener una ley el PP ha necesitado su mayoría absoluta, en solitario. "Jamás el PP ha secundado una ñey de cuño socialista desde 1982", ha apuntado. 

Ha criticado, además, que "la derecha se ha autoexcluido del debate" y ha creado "falacias" sobre la ley. "Es falso decir que prohíbe la libertad de elección. Nos hemos pasado siete años en los que se ha desconsiderado la educación pública, que está en un desequilibrio inmenso respecto a la concertada". 

La titular de Educación también ha defendido la rapidez en la tramitación de esta ley argumentando que "la educación no podría esperar" ante una ley, la LOMCE -más conocida como ley Wert-, ha retirado 30.000 profesionales y ha reducido la inversión en educación "un 1% del PIB".