Gloria Elizo, vicepresidenta tercera del Gobierno y exresponsable del equipo legal de Podemos, ha cuestionado al secretario general de su partido, Pablo Iglesias, por ocultar la tarjeta de memoria de Dina Bousselham, que contenía material íntimo.

Noticias relacionadas

Entrevistada en Onda Cero, Elizo ha dicho no compartir que se centre el foco del caso Tándem en el robo del teléfono móvil a la exasistente de Iglesias, que acabó también en manos, entre otros, del comisario José Manuel Villarejo. "Es una pieza menor dentro de un procedimiento importante", ha opinado.

Carlos Alsina, presentador de 'Más de uno', ha discrepado en parte: "Entienda usted que, desde el punto de vista informativo, lo relevante del 'caso Dina' es que estaba personado el que hoy es vicepresidente segundo del Gobierno de España". Elizo dice estar de acuerdo pero insiste en que "el foco" no debe ponerse en ese asunto.

Alsina ha abordado entonces la circunstancia de que Iglesias no sólo tuviera la tarjeta de Bousselham sino que no se la devolviera durante un tiempo: "El señor Iglesias explica que él no le da inmediatemente el contenido del teléfono móvil en enero de 2016 porque es una mujer de veintipico años y él entiende que le evita a ella una presión. ¿Cree usted que un hombre de treinta y muchos años tiene derecho a quedarse con un material íntimo y personal que sabe que no es de él y que además su origen es un robo?" Elizo ha respondido breve pero tajante: "No, yo nunca hubiera hecho eso".

"¿Le parece machista?"

Faltaba una pregunta más en la entrevista: "¿Le parece un comportamiento machista?" Y Elizo ha contestado: "No sé si es machista o paternalista, (...) pero las mujeres somos capaces de resolver cuestiones de toda índole y no tiene que ver con la capacidad de algunos para protegernos, de eso estoy segura".

Elizo ha explicado que no se enteró de que el móvil pasó por el grupo Zeta -cuando los responsables del grupo se reunieron con Iglesias para entregarle la tarjeta- hasta el verano de 2016. Dice que el recorrido histórico de este caso es muy complicado porque en 2016 y 2017 no se tenían tantos datos y que en cuanto el equipo legal supo que Iglesias tenía la tarjeta lo pusieron en conocimiento de la justicia.

"Nosotros hemos hecho pruebas en la dirección de averiguar qué pasó con el teléfono móvil". Además, asegura que Podemos no ha reparado en diligencias de investigación para aclarar todo lo que tiene que ver con el robo del móvil y la tarjeta.