El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, propone la celebración de una comisión de investigación "sobre las cloacas del Estado". Lo ha hecho preguntado por el 'caso Tándem', que parte del robo del teléfono móvil a su exasistente Dina Bousselham en 2015.

Noticias relacionadas

"La semana que viene si quieren, yo encantado, pero que vaya todo el mundo y se ponga luz en este país. Que vayan también Soraya Sáenz de Santamaría, el comisario (José Manuel) Villarejo o (Jorge) Fernandez Díaz", ha puntualizado Iglesias.

Entrevistado en 'Las mañanas de RNE', ha asegurado que no se plantea dimitir porque, ha dicho, "sería el mundo al revés", y que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no tiene la más mínima preocupación sobre el tema más allá de la dimensión mediática". 

El también secretario general de Podemos ha insistido en que la principal víctima es la propia Bousselham, ya que el contenido de su tarjeta de memoria, que contenía fotografías íntimas, acabó en varias manos. Entre ellas, las del comisario José Manuel Villarejo o el propio Iglesias.

Por lo demás, ha recalcado, "-los medios de comunicación- sólo tienen una jota cantada por Pablo Echenique y capturas con un comentario mío muy desagradable de una presentadora de televisión -en relación al 'azotaría a Mariló Montero hasta que sangrase'-".

Partidos de la oposición, principalmente PP, Vox y Cs, llevan días solicitando la comparecencia del vicepresidente segundo en el Congreso de los Diputados. Todo a raíz de que el caso haya dado un giro e Iglesias haya pasado de salpicado a presunto implicado. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón reafirmó de hecho sus sospechas recientemente en una resolución, llegando a insinuar que dañó la tarjeta de su exasesora antes de devolvérsela.

'Impuesto a los ricos'

Ya sobre otras cuestiones, Iglesias se ha valorado como "viable" la opción de pactar unos nuevos presupuestos generales del Estado con Ciudadanos, pero a su juicio, "el bloque" que los apruebe debe ser "el de la investidura": "No hay que engañar a la gente, este Gobierno se construye sobre la base de un acuerdo programático progresista". 

Argumenta Iglesias que los postulados del partido de Inés Arrimadas "son incompatibles" con los del acuerdo de investidura con Sánchez y recuerda que Cs "está gobernando con Vox en la Comunidad de Madrid o Andalucía".

Por esto, el vicepresidente segundo aboga por acercar posturas con ERC, algo que considera "complicado" y no exento de "tensiones" por la, parece, proximidad de las elecciones catalanas. "Pero sus votantes son progresistas y creo que encontraremos un entendimiento", ha zanjado.

En relación con el 'impuesto a los ricos', que Sánchez calificó este jueves como un "fetiche", Iglesias ha confesado seguir empeñado en "convencer" al presidente porque "sería un instrumento de justifica fiscal y eficacia económica" y porque "no sería la primera vez que partiendo de posiciones distintas" han llegado a "posiciones más interesantes".