El Tribunal de Apelación de París ha acordado la noche de este miércoles la puesta en libertad bajo control judicial del exjefe de ETA José Antonio Urrutikoetxea, alias Josu Ternera. Según confirman a EL ESPAÑOL fuentes judiciales próximas a las víctimas, el etarra tendrá que decidir ahora el domicilio en el que cumplirá el arresto domiciliario impuesto por la sala parisina.

Noticias relacionadas

La sala de instrucción atiende, de este modo, a la demanda de excarcelación presentada por los abogados del etarra. La Fiscalía francesa no se ha opuesto a esta medida.

De esta manera, Ternera podrá esperar fuera de prisión la celebración de los procesos pendientes. Eso sí, será monitorizado para salidas horarias determinadas y tendrá que llevar siempre encima una pulsera de control telemático en la muñeca.

Esta medida se produce horas después de que el tribunal de París haya rechazado la entrega de Ternera a España por delitos de lesa humanidad que se le reclaman en una causa que instruye la juez de la Audiencia Nacional, María Tardón.

La decisión, que es definitiva según las mismas fuentes, ha sido adoptada por los magistrados franceses al entender que los hechos que fundamentan la petición de la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 en España no se corresponden con lesa humanidad, un delito que además no existe en el código penal galo.

17 años fugado

En esta causa Josu Ternera está procesado junto con los también exjefes de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, alias 'Txeroki'; Mikel Carrera Sarobe, alias 'Ata'; y Ángel Iriondo Yarza, alias 'Gurbitz'.

Urrutikoetxea está encarcelado en una prisión francesa desde que fue detenido en ese país en mayo del año pasado tras 17 años fugado y desde que comenzó la epidemia ha pedido salir en libertad provisional con cautelares al tener 70 años y sufrir varias patologías. El pasado 30 de abril la justicia francesa rechazó la última de sus peticiones de libertad.

La causa por delitos de lesa humanidad no es la única que pesa sobre el exdirigente etarra. Ternera tiene varios asuntos judiciales pendientes tanto en España como en Francia. En el país vecino juzgado en ausencia cuando se encontraba huido de la justicia, pero tras ser detenido su defensa recurrió esas condenas y los procesos tendrán que repetirse.

En nuestro país Josu Ternera está procesado en la Audiencia Nacional por la bomba en la casa cuartel de Zaragoza en 1987, que provocó 11 muertos; por el asesinato en 1980 del directivo de Michelin Luis María Hergueta y por la causa de financiación de ETA a través de 'herriko tabernas'.

"No ha trabajado por la paz"

Desde la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) explican esa alarma que ha surgido entre un gran número de sus asociados, víctimas de la banda terrorista, ante la decisión de permitirle abandonar su domicilio monitorizado con una pulsera telemática para evitar su fuga.

"Han sido numerosas las llamadas que hemos recibido en la AVT de víctimas del sanguinario etarra lamentando esta decisión, incluso necesitando asistencia por parte de nuestro Departamento Psicosocial en varios casos", alertan desde la asociación.

El año pasado, tras la detención del etarra, desde la AVT se puso en marcha una campaña en la que varias víctimas del atentado perpetrado el 11 de diciembre de 1987 leían una carta rechazando la puesta en libertad de Ternera.

La misiva rezaba así: "En contra de lo que algunos pretenden hacer ver, Josu Ternera no es un hombre que ha trabajado por la paz. Todo lo contrario, es un hombre que durante décadas ha sido dirigente de una organización terrorista bajo cuyo mandato se han ordenado cientos de asesinatos. Si de verdad estuviera por la paz, no habría estado huido durante 17 años y se habría presentado ante la justicia para responder por sus crímenes".