En los últimos días, las palabras del director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional y del ministro Fernando Grande-Marlaska están generando enorme controversia e indignación entre los miembros de base de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Muchos de ellos se sienten desprotegidos en los actos de servicio que están desempeñando durante la gestión de la crisis del coronavirus, y denuncian que no cuentan con los recursos necesarios para preservarse en la primera línea de combate contra la pandemia

Noticias relacionadas

A lo largo de las últimas horas, sin embargo, tanto José Ángel González, el DAO de la Policía, como el ministro del Interior, han asegurado que los agentes "han tenido todos los medios de protección individuales necesarios y precisos para el ejercicio de sus funciones". Esas fueron las palabras de Marlaska. "Ningún policía que tuviera que actuar con medios de protección lo ha hecho sin ellos", dijo el DAO, quien en las últimas horas ha dado positivo por coronavirus. 

Sería el tercer miembro del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus en dar positivo en Covid-19, después de su homólogo en la Guardia Civil, Laurentino Ceña y de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad. En estos momentos, ya se encuentra aislado en casa, pero en buen estado, según fuentes policiales confirman a EL ESPAÑOL. 

Esas palabras del DAO han sido criticadas ampliamente por distintas asociaciones mayoritarias y por agentes de toda España en el seno de la Policía Nacional, quienes viven día tras otro en la calle el modo en que se está gestionando todo. "El actual DAO conoce la calle como nadie, sin embargo está ejerciendo de político sin serlo", explica una fuente interna de la policía de máxima solvencia. "Yo les invitaría a que bajasen a la calle a patrullar con nosotros", asegura por su parte un portavoz sindical. "Lo que dice de las mascarillas es mentira", explica una tercera fuente. 

"Es un insulto"

En el Sindicato Profesional de Policía, mayoritario entre las escalas de mando, se han manifestado a lo largo de las últimas horas en profundo desacuerdo con las palabras del ministro en las últimas horas. "Supone un insulto y una falta de respeto a todos los policías nacionales que en estos días tan difíciles se están jugando su salud y su vida en precarias condiciones". 

"En ningún momento -explican a EL ESPAÑOL- los policías han contado ni cuentan con los medios de protección necesarios para poder trabajar con el mínimo riesgo posible. Todavía hoy no hay equipos de protección individual suficientes en muchas dependencias y unidades. Además, muchos de los test de detección que se están facilitando para su uso en la Policía Nacional, no funcionan".

No son los únicos que piden explicaciones y responsabilidades por las palabras de los máximos responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. También el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). "Nos han dejado helados. Llevamos semanas alertando de las múltiples carencias  generalizadas que están sufriendo tanto policías nacionales como guardias civiles en su trabajo".

Ambas asociaciones denunciaron la semana pasada ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social estas graves carencias en medios de protección individual, indispensables para que los agentes ejerzan las facultades propias que les ha asignado el estado de alarma para evitar el contagio del Covid-19. En esta denuncia, ambas organizaciones planteaban la falta de gafas de protección, mascarillas FPP2 y FPP3, guantes y buzos; así como los test rápidos.

Primeras denuncias

Todas las críticas que han ido surgiendo en delegaciones de toda España están siendo recogidas por gabinetes jurídicos, que pronto tramitarán sus primeras denuncias. La primera de todas ellas será la que presenten 7.000 policías y guardias civiles, en una denuncia conjunta contra el Ministerio del Interior y su titular, Fernando Grande-Marlaska, por un delito contra la seguridad de los trabajadores con resultado de "homicidio imprudente". 

Los agentes que la presentan vienen denunciando esa "desprotección" frente al coronavirus y esa obligación de realizar patrullas sin mascarillas y sin las convenientes medidas de seguridad, pese a tener que estar en contacto directo con los ciudadanos al tener que detener vehículos e incluso a personas.

Es lo que les está sucediendo, por ejemplo, a los guardias civiles de Málaga, según denuncian Independientes de la Guardia Civil (IGC) y la asociación Jucil (Justicia para la Guardia Civil). Una nota fechada en el 25 de marzo, de un superior del Instituto Armado avisaba a los agentes de que no podían utilizar mascarillas sin autorización previa. EL ESPAÑOL ha tenido acceso a esa nota. "A partir de la fecha, cada vez que la patrulla mixta, patrulla de salones, personal de filtro, así como otro personal en servicio que considere en el ejercicio de sus funciones el uso de mascarilla, antes de proceder a su utilización deberá participar tal circunstancia a Green I".