Nueva tragedia aérea en La Manga, Murcia. El piloto del Ejército del Aire Eduardo Fermín Garvalena, comandante de la Patrulla Águila, se ha precipitado contra el mar cuando realizaba un ensayo con su avión C-101. No muy lejos del lugar en el que hace unos meses perdió la vida el comandante Francisco Marín... al que entró a sustituir en la unidad tras su muerte.

Noticias relacionadas

38 años y padre de tres hijas; el expediente de Eduardo Fermín Garvalena es brillante. Más de 2.000 horas de vuelo a sus espaldas y misiones internacionales en Lituania y Djibouti. Un historial que le había abierto las puertas a la Patrulla Águila, de la que forman parte los pilotos más experimentados y diestros.

Y él, el comandante Garvalena, ocupaba un puesto destacado dentro de esta unidad. Su avión era el Punto 5, el solo de la Patrulla Águila. O lo que es lo mismo, la aeronave llamada a realizar las piruetas más destacadas e individualizadas.

Antes que él, el sillón lo había ocupado el comandante Francisco Marín. Otro piloto avezado y cargado de experiencia... que el pasado mes de agosto no pudo evitar la tragedia. También ensayaba a bordo de su avión C-101 cuando se precipitó contra el mar de La Manga.

La Patrulla Águila anunciaba la incorporación del comandante Garvarena como nuevo solo de la unidad hace unos meses.

El Ejército del Aire ha informado de todas las novedades del episodio a través de su cuenta oficial de Twitter: