Sobre el papel, la trayectoria de Helen Mukoro infundía respeto. Tenía un extenso historial académico, inquietudes culturales y sociales, y representaba la defensa de las mujeres en España bajo el nombre de la ONU. También promovía diversos proyectos para los que solicitaba fondos, todo ello en pos de los más desfavorecidos. Las redes sociales y medios de comunicación recogían sus inquietudes y andanzas. Pero aquello no era más que un escaparate. Desde la Policía Nacional le acusan de usurpación de funciones y estafa.

Noticias relacionadas

En octubre de 2014 saltó a la palestra el nombre de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido por todos como el pequeño Nicolás. Se le acusó de estafa en grado de tentativa y usurpación de funciones públicas, entre otras. Pese a su juventud, había logrado hacerse un hueco en altas esferas políticas y sociales. A Helen Mukoro le acusan de cargos no muy diferentes.

Llegó a España desde Nigeria y presumía de ser la primera mujer inmigrante que se presentaba a presidenta del Gobierno en representación de Unión de Todos. "Un partido social, constituido de círculos de gente de izquierdas para defender la decencia, la democracia y los derechos humanos", detalla la agrupación en su página web. "El líder de partido es Doña Helen Mukoro Idisi".

Sus esfuerzos políticos no pasaron desapercibidos. En las elecciones generales de 2016 la votaron 54 personas y pronto se le tildó como el partido con menos apoyos de España. En 2019 lo intentó de nuevo, por la provincia de Teruel. En una entrevista en El Confidencial, detallaba algunas de sus promesas.

Entre otras afirmaciones, aseguraba que conocía al presidente de Nigeria. Y que le iba a invitar a Teruel para que gestionase una serie de infraestructuras y una universidad en la región aragonesa. Según ella, era sencillo convencer al político africano y a otros grandes empresarios para que invirtiesen en todos estos proyectos.

ONU-Mujeres España

Helen Mukoro también tenía tiempo para desgranar el papel de la mujer en algunos lugares marcados por la violencia o las crisis humanitarias. Lo hacía en nombre de la ONU... y es precisamente por sus movimientos en este ámbito por los que ha sido detenida en Denia.

Helen Mukoro se hacía pasar por representante de ONU-Mujeres.

La Policía le acusa de usurpación de funciones y estafa. ¿El motivo? Helen Mukoro no tenía ningún vínculo con las Naciones Unidas. Y, ni mucho menos, era la presidenta de ONU-Mujeres en España.

El organismo internacional detectó que Helen impartía conferencias bajo este cargo. También que hacía declaraciones ante medios de comunicación en nombre de la ONU. Por eso, contactaron con ella. Le pedían que desistiese de usar ese escaparate, que no usurpase más la identidad de las Naciones Unidas.

Pedía fondos

Pero ella hizo oídos sordos. Siguió con su actividad en favor de las mujeres explotadas y desfavorecidas. "Por este motivo, la Policía Nacional inició una investigación que tuvo su origen en las redes sociales en las que la mujer participaba activamente, así como en las páginas webs vinculadas a la misma", detalla la Policía. Actividades en las que solicitaba fondos, supuestamente para contribuir en diferentes proyectos sociales.

En el año y medio que duraron las pesquisas -empezaron a mediados de 2018 y la detención tuvo lugar en diciembre de 2019-, los agentes constataron que Helen Mukoro también ofrecía unos cursos a distancia para homologarse como perito judicial en el Ministerio de Justicia. Según ella, los cursos eran oficiales y los alumnos que lo aprobasen podrían solicitar una plaza como colegiados y obtener un título acreditativo en formato digital.

Ahora tendrá que hacer frente en el banquillo a todas estas acusaciones. Según la Policía, se le intervino en su casa numerosa documentación -tanto en papel como en formato digital- que corrobora los hechos denunciados.