Los agentes que han hecho frente a los radicales en Cataluña tras la sentencia del procés coinciden en calificar el escenario de "violencia extrema". Les arrojaban cascotes, bolas de plomo. Empleaban contra ellos técnicas de guerrilla urbana. Una semana en la que alrededor de 300 policías han resultado heridos, uno de ellos de gravedad. Todo ello por un sueldo de 10,66 euros (brutos) la hora.

Noticias relacionadas

Esa es la remuneración que han percibido los miembros de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, también conocidos como antidisturbios. La Jefatura de Unidades de Intervención ha enviado un correo a los agentes implicados en el dispositivo en el que contabiliza los servicios y las horas trabajadas por cada uno de ellos.

"El pago de cada hora de un policía de la UIP sale a 10,66 euros la hora, antes de impuestos", es la conclusión arrojada por el Sindicato Unificado de Policía (SUP). En una circular remitida a la Dirección General de Policía, instan  a brindar un sueldo "ajustado" al "esfuerzo, riesgo y penosidad" de los agentes que han sido enviados a Cataluña ante los disturbios de los radicales separatistas.

Dos ejemplos

Como ejemplo, desglosan el caso de los miembros de la UIP de Lobo 40, con base en Sevilla. Estuvieron desplegados en Cataluña desde el 10 de octubre hasta el día 22 y realizaron 18 servicios, de 7 horas y media cada uno. O lo que es lo mismo, 135 horas repartidas en 13 días, lo que ofrece una media aritmética de más de 10 horas por jornada.

También hablan del desempeño de los agentes de Puma 10, con base en Madrid. También estuvieron 13 días y realizaron 18 servicios y medio, acumulando un total de 138,75 horas; más de 10 horas y media por jornada. "Esto se lo encuentran los compañeros al volver a base tras poner en juego su integridad física y su vida en las calles de Barcelona y el resto de Cataluña", afirman desde el SUP.

Desde el sindicato lamentan que en la comunicación de la Jefatura de Unidades de Intervención se llegan a contabilizar decimales, "en un ejemplo surrealista y restrictivo".

Descansos insuficientes

La circular del SUP también lamenta la falta de descansos pertinentes de sus compañeros de la UIP. Ese era uno de los puntos que se trató en la reunión entre el Director Adjunto de la Policía (DAO) y los sindicatos policiales en Barcelona. En ella, el alto responsable policial se comprometió a respetar los tiempos de recuperación de los agentes.

Promesa incumplida, a tenor de las valoraciones que hace el SUP. Porque los antidisturbios de Lobo 40 han sido desplazados a Ceuta apenas cinco días después de regresar a base desde Cataluña, cuando en la operación Ícaro habrían generado 10 días de compensación. Los de Puma 10 empezaron a trabajar tres días después de volver a Madrid.

"Descanso y oxigenación, la mínima", lamentan desde el sindicato policial. "Ni siquiera pueden disfrutar de su familia después de jornadas de carga emocional y riesgo máximo".

Una condecoración

Por último, la circular del SUP recoge otra reivindicación planteada a la dirección de la Policía: la compensación con medallas blancas a todos los policías desplegados en Cataluña, con medallas rojas a los heridos, y la de plata para el herido grave, que mejora favorablemente de sus heridas.

Hablan de "tensión, riesgo y extrema violencia" en unos servicios que se prolongaban "durante más de veinte horas". Sustentan su afirmación en la cifra de 134 policías nacionales heridos -el resto de agentes eran mossos d'Esquadra y un miembro de la Guardia Urbana- durante las algaradas, uno de ellos en estado grave.