El PSOE se ha consolidado como principal partido de la izquierda gracias a su crecimiento respecto de las últimas elecciones y al hundimiento de Unidas Podemos, tal y como refleja el último tracking de EL ESPAÑOL. Pero no sólo eso. Pedro Sánchez ganaría en casi todas las Comunidades Autónomas gracias a la fragmentación que existe en la derecha tras la irrupción de Vox en el panorama electoral.

De acuerdo al último tracking ofrecido por SocioMétrica, que actualiza sus datos diariamente, el PSOE obtendría entre 126 y 134 diputados. Andalucía sería el principal nicho socialista, donde Sánchez obtendría una holgada victoria con 24 diputados (respecto a los 20 de las elecciones de 2016). El PP caería desde los 23 hasta los 13, y Ciudadanos crecería desde los 7 hasta los 10-11. Vox, el principal beneficiado, irrumpiría con 8 diputados andaluces en el Congreso, mientras Unidas Podemos perdería entre uno y dos respecto a los 7 que obtuvo en 2016.

El PSOE también se erigiría en la primera fuerza en la Comunidad de Madrid: de nuevo, la fragmentación de la derecha conduciría a la victoria socialista. Si en 2016 Pedro Sánchez obtuvo 7 escaños en esta Comunidad Autónoma, ahora alcanzaría entre 11 y 12. Ciudadanos crecería desde los 6 hasta los 7-8, mientras que el PP se desplomaría de los 15 a los 7 diputados. Vox pescaría 5-6 representantes y Unidas Podemos, que obtuvo 8 en los últimos comicios, bajaría a 5-6.

C. Valenciana, Galicia y Cataluña

El tracking de SocioMétrica también refleja un cambio significativo en la Comunidad Valenciana, feudo histórico popular. Los azules sumaron aquí 13 escaños en 216 y ahora bajarían a 7-8; Ciudadanos llegaría a los 4-5 (obtuvo 5) y Vox irrumpiría con 3. La coalición de Podemos y Compromís alcanzó 9 representantes, pero ahora viajan solos; los primeros obtendrían 4-5 y los segundos 1-2. El PSOE crecería de 6 a 10-11 diputados.

Hay un cierto paralelismo entre la Comunidad Valenciana y Galicia, donde los populares también perderían fuelle por la fragmentación de la derecha. Pablo Casado sumaría 8 escaños en esta región frente a los 12 que tuvo el PP en 2016, mientras que Ciudadanos y Vox irrumpiría con 2 escaños (Vox no obtendría representación). El desplome de Unidas Podemos (de 5 pasaría a 2) propiciaría la victoria socialista (de los 6 de 2016 a los 11 actuales).

Cataluña, dada la tensión política que viene atravesando en los últimos años, también ofrece datos significativos. El PSOE logró 7 representantes en esta Comunidad en 2016 y ahora alcanzaría 17. ¿Los motivos? Entre otros, el desplome del partido de Pablo Iglesias: de 12 a 6-7. ERC subiría de 9 a 11-12 y JxC se desinflaría de 8 a 4. El PP, que obtuvo 6 en 2016, se quedaría ahora en 2, mientras que Vox entraría en el mapa con 1-2 diputados. Ciudadanos, por su parte, se quedaría en 5.

¿Y en las dos Castillas? En ambas se espera una entrada significativa de Vox. En Castilla y León obtendría 4-5 escaños y en Castilla la Mancha 3-4. Y la división en el voto de la derecha teñiría ambas de rojo: el PSOE alcanzaría 11-12 en la primera y 8 en la segunda.

Las regiones más disputadas

Un guión similar se puede aplicar a Aragón, Asturias, Baleares, Extremadura, Canarias, Murcia y País Vasco (superando incluso al PNV). Todas son Comunidades Autónomas en las que el PSOE obtendría la victoria.

El PP podría empatar con los socialistas con 2 diputados en Cantabria y La Rioja. En Navarra, la coalición Navarra Suma también obtendría 2 representantes, los mismos que el PSOE. Tan sólo en Ceuta y Melilla se llevarían el gato al agua los populares, obteniendo el diputado que se disputa en cada una de las Ciudades Autónomas.

Este es el último tracking que ofrece EL ESPAÑOL, en cumplimiento de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, que impide "la publicación y difusión o reproducción de sondeos electorales por cualquier medio de comunicación durante los cinco días anteriores al de la votación".

Ficha técnica y metodología

1.800 encuestas entre el 15 y el 20 de abril. Telefonía fija y móvil con marcación aleatoria de CATI Gandía Integra ©. Autoponderación por provincia y posterior equilibraje por sexo, edad y situación laboral. Cálculo de voto mediante postponderación por recuerdo, y ajuste de indecisos según diferentes hipótesis de abstención. La horquilla de escaños es la suma de horquillas provinciales, aplicando d’Hondt a un error del 10% por partido. El error teórico resultante es < +/- 3% para datos y +/- 2 para escaños. Las encuestas están automatizadas con macros en R, e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD. Sociometrica es miembro de AEDEMO y ANEIMO.