Los Comités de Defensa de la República (CDR) han arrojado heces y basura ante las puertas de varios juzgados de Cataluña, entre los que están la Ciudad de Justicia de Barcelona, Manresa, Girona o Ripoll.

Noticias relacionadas

Los CDR han comenzado así sus protestas ante el inicio del juicio por el procés, que previsiblemente tendrá lugar el 12 de febrero, y han reivindicado este acto en su cuenta de Twitter junto a las etiquetas "qué mierda de justicia" y "juicio farsa".

Junto a los restos, los CDR han dejado pancartas con mensajes como "esta es vuestra justicia", "la justicia española huele a mierda fascista" y "justicia de mierda". En su cuenta de Twitter, han asegurado que "la sentencia ya está escrita. Quieren encarcelar a todo un pueblo" y, "ante este atentado contra el estado de derecho", los CDR han asegurado que se mantendrán "firmes y movilizadas".

Miembros de Arran  arrojaron pintura amarilla a la fachada de la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña el viernes 1 de febrero para protestar contra el juicio del proceso soberanista. Ese mismo día, los CDR  quemaron un peluche de Piolín con una gorra de Policía frente a las puertas de la comisaría de Sabadell en protesta por el traslado de los líderes separatistas a Madrid.