Los Comités de Defensa de la República (CDR) han proyectado este viernes una serie de actos para protestar por el traslado de los líderes separatistas a Madrid, donde serán juzgados por su papel en el referéndum del 1-O. Entre esos actos, los radicales han realizado un escrache a las puertas de la comisaría de Sabadell, donde además han quemado un muñeco de Piolín con una gorra de policía.

"Una multitud se ha reunido en frente de la comisaría de policía española al grito de '¡Fuera de las fuerzas de ocupación!'", ha señalado la cuenta oficial de los CDR en Sabadell, a través de su cuenta de Twitter.

En el mensaje han difundido varias imágenes de sus protestas. En ellas se puede ver un dispositivo policial de los Mossos d'Esquadra. El muñeco de Piolín, recordemos, evoca el crucero en el que se alojaron los policías y guardias civiles desplegados en la operación Copérnico, en el 1 de octubre de 2017.

El escrache a la comisaría de la Policía Nacional en Sabadell ya ha tenido sus ecos en esferas políticas. Toni Cantó, diputado de Ciudadanos, ha manifestado su apoyo a los agentes y ha pedido la aplicación inmediata del artículo 155 de la Constitución.

Los Comités de Defensa de la República ya habían anunciado una serie de acciones en su cuenta de Twitter para la tarde de este viernes en protesta por el procedimiento judicial de los líderes separatistas bajo el eslogan de "¿Tumbamos ya el régimen o qué?". Arran también ha atacado la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña con botes de pintura.