Nunca una victoria en votos habría rendido tan poco en escaños. La irrupción de Vox en la política nacional, con un 8,5% de los sufragios y 16 escaños en el Congreso de los Diputados, dibuja un centroderecha más movilizado, que expande su alcance entre los electores pero también más fragmentado que nunca. 

Noticias relacionadas

El sondeo de SocioMétrica que este lunes publica EL ESPAÑOL apunta a que la suma de PP, Ciudadanos y Vox llegaría al 49,1% de los votos, exactamente tres puntos más que lo que ahora suman PP y Ciudadanos. Y, sin embargo, las tres fuerzas llamadas a configurar una alternativa a Pedro Sánchez no sumarían ni siquiera un escaño más que los que ahora pueden movilizar en el hemiciclo Pablo Casado y Albert Rivera. 

La paradoja es de ida y vuelta. La mayoría de la moción de censura que hizo presidente a Sánchez pierde 3,6 puntos en intención de voto pero se mantiene con 180 diputados, según los datos de la encuesta. Es decir, que se repetiría el mismo escenario y los independentistas tendrían que decidir si apoyan a Sánchez o no, bajo el riesgo de beneficiar a Vox, el PP y Ciudadanos, en alza.

¿Cómo es posible? La respuesta hay que buscarla en la descomposición del centroderecha en España. La competición por un mismo espacio electoral puede movilizar al electorado, especialmente si encuentra en el Gobierno socialista y el independentismo enemigos claramente definidos. Al mismo tiempo, la fragmentación puede hacer que a cada partido le cueste más lograr un diputado mientras los tres se dejan votos en las urnas que no completan un escaño propio en muchas provincias.

Así ganaron Rajoy y Aznar en solitario

Para muestra, un dato. Mariano Rajoy logró su única mayoría absoluta, con la que llegó al poder en 2011, con el 44,6% de los sufragios. Con 4,5 puntos menos que lo que hoy sumarían PP, Ciudadanos y Vox, Rajoy logró 17 escaños más.

Pero la mayoría absoluta de Rajoy fue la segunda para la derecha en la historia de la democracia. José María Aznar logró 183 diputados... con 4,6 puntos menos de lo que hoy suma el centroderecha en el estudio demoscópico. 

Reparto de escaños y votos de los partidos que apoyaron la moción de censura.

En 2018, la izquierda ya viene dividida de casa. Es decir, de los últimos procesos electorales, un calvario para los socialistas por la irrupción de Podemos, que llegó a amenazar la primacía de la izquierda. Con Sánchez en la Moncloa, el PSOE parece haberla recuperado con comodidad.

Unidos Podemos es una realidad presente en la vida política española desde 2014 y no ha surgido ningún otro partido de izquierdas que pueda dividir más al electorado progresista. Los actores, tanto en la izquierda como en el nacionalismo, siguen siendo exactamente los mismos. La novedad está en la derecha y en Vox que, lejos de contribuir al cambio, en este momento lo haría más cuesta arriba. 

Todo puede cambiar si la movilización de la derecha continúa y el espectro de voto cubierto por estos partidos se sigue ampliando, especialmente si en paralelo se desmoraliza la izquierda, algo que ocurrió en Andalucía. Para el sondeo de SocioMétrica se estima una participación del 71%, un punto más que en las últimas elecciones pero menos que en otros comicios recientes. 

Otros sondeos coinciden

Otros dos sondeos que se han dado a conocer entre el domingo y el lunes apuntan a un avance de la derecha. El de Sigma Dos para Antena 3 Noticias muestra una foto no muy distinta al que publica EL ESPAÑOL. Del mismo modo, la irrupción de Vox, al que otorga unas décimas más, hace que el centroderecha aumente en porcentaje de voto. En escaños sigue quedando a cinco escaños de la mayoría absoluta. 

Por último, un sondeo de GAD3 para ABC también apunta al crecimiento del centroderecha que describe SocioMétrica, aunque en este caso esta empresa sí cree que hoy habrían desbordado ya los 176 escaños en los que en el Congreso se sitúa la mayoría absoluta. 

Ficha técnica

Se han realizado 900 entrevistas a ciudadanos de 17 años o más, con derecho a voto en cualquier municipio de España.

Fechas de campo entre el 10 y el 14 de diciembre de 2018 mediante sistema multifuente de telefonía fija, móvil y panel online. L

a muestra se equilibra para sexo, edad, situación laboral y tamaño de hábitat. Para la estimación de voto se realiza una postponderación por recuerdo de voto y diferentes hipótesis de indecisos y abstención. Los escaños totales son el resultado de una proyección provincial aplicando una horquilla de voto según las citadas hipótesis.

El error teórico resultante es < +/- 3%. El real es +/- 3 puntos por partido. Los cálculos están automatizados con macros Gandia Integra © y SPSS © e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD.

SocioMétrica es miembro de ANEIMO y AEDEMO.