La irrupción de Vox en la vida política española no se ha quedado sólo en Andalucía. De celebrarse ahora unas elecciones generales, el partido que lidera Santiago Abascal obtendría un 8,5% de los votos y entraría con fuerza en el Congreso de los Diputados, donde se haría con 16 escaños, según el último sondeo de SocioMétrica que publica EL ESPAÑOL. 

Noticias relacionadas

El trabajo de campo del estudio se llevó a cabo a lo largo de la última semana, por lo que recoge ya la digestión del terremoto político que supuso la entrada de Vox en el Parlamento de Andalucía. Allí, el centroderecha de PP, Ciudadanos y Vox suman mayoría absoluta. Si se ponen de acuerdo, juntos podrían desalojar a Susana Díaz de la Junta en las próximas semanas. 

A diferencia de lo ocurrido en Andalucía, la llegada de Vox al Congreso no daría un gran vuelco del tablero político nacional. La suma de los populares, Ciudadanos y Vox sería de 169 escaños, exactamente los mismos que ahora aglutinan juntos Pablo Casado y Albert Rivera. 

En otras palabras: el centroderecha avanzaría en votos, ganando tres puntos porcentuales, pero su división no le permitiría traducir la subida en más escaños. La desintegración de la derecha, que comenzó en los últimos años de Mariano Rajoy como líder del PP, pasa factura.

Exactamente lo contrario ocurre en el la mayoría que hizo presidente a Pedro Sánchez a través de una moción de censura. Los partidos que lo invistieron suman hoy también los mismos diputados: 180. La bajada de casi cuatro puntos porcentuales en votos no supone un peaje en escaños para la suma de PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV y EH-Bildu.

El escenario de cara a una investidura sería muy similar para Sánchez, ya que seguiría dependiendo de ERC, PDeCAT y el PNV para ser investido. Los partidos independentistas deberían volver a decidir si apoyar al líder del PSOE o abandonarlo a sabiendas de que ese escenario puede beneficiar al centroderecha, con Vox como nuevo actor, en caso de que hubiese que repetir las elecciones. 

Victoria pírrica del PSOE

El PSOE ganaría las elecciones con el 22,5% de los votos. Pero ganar ya no es lo que era. Tanto es así que, respecto a las últimas elecciones, los socialistas sufrirían una nueva pérdida de votos, aunque fuese ligera.

En la línea de estimación de voto socialista se dibujan muchas curvas. La vuelta al liderazgo de Pedro Sánchez, en mayo de 2017, fue un chute en los sondeos. También su llegada a la Moncloa. Sin embargo, la bajada en apoyo es pronunciada desde septiembre y supera los tres puntos.

El PSOE está, más o menos, donde estaba en las últimas elecciones. Son los demás los que se mueven y lo cambian todo. Ser el primer partido en votos y la división de la derecha le haría aumentar en torno a siete escaños respecto a su actual marca sin preocuparse por el liderazgo de la izquierda, que obtendría con claridad frente a Podemos.

Casado le pisa los talones a Sánchez

Es el desmoronamiento del PP, que pasaría de un 33% del voto en 2016 a un 21,6% hoy, con una pérdida de 49 escaños, lo que permitiría al PSOE situarse en cabeza. Pero la batalla por el primer puesto será reñida. El PP de Casado lograría hoy 88 diputados, a tan solo cuatro de Sánchez. Es una situación de empate técnico entre ambas formaciones.

La moción de censura marcó el momento más bajo del PP. Después llegó la gran subida experimentada con la elección de Casado. Respecto a septiembre, los populares ceden un punto en intención de voto, pero pierden mucho menos que Ciudadanos, que se deja cuatro puntos. 

La formación que lidera Albert Rivera obtendría 65 diputados. Si se compara con 2016, el resultado es excelente, ya que duplica holgadamente su marca previa. Pero el partido naranja aspira al liderazgo del centro derecha y, hoy por hoy, esa batalla parece lejos de estar al alcance de la mano.

Rivera quita el tercer puesto a Iglesias

Ciudadanos sería el tercer partido, tras PSOE y PP, arrebatando esa posición a Unidos Podemos, que caería al cuarto con una sensible pérdida de votos. Pablo Iglesias se deja 3,3 puntos y 10 escaños respecto a 2016, según el sondeo. Todo ello pese a subir 1,3 puntos desde la encuesta de septiembre. 

ERC, primer partido en todos los sondeos en Cataluña, ganaría cuatro escaños respecto a 2016 mientras que el PDeCAT, un partido en descomposición, se dejaría dos. El PNV tendría un escaño más y EH-Bildu y Coalición Canaria mantendrían sus marcas. 

Vox, un voto transversal

El escenario electoral es de extrema volatilidad, con trasvases de votos entre partidos y grandes fluctuaciones en poco tiempo. Los datos permiten advertir, según SocioMétrica, que en el voto de Vox hay una cierta transversalidad debido al voto de ciudadanos descontentos o incluso indignados con las formaciones políticas que hasta ahora tenían a su disposición. Algo parecido sucedió con Podemos en 2014, al que fueron a parar electores de todas las ideologías. 

En ese sentido, Vox se nutre tanto de PP como de Ciudadanos. No porque Ciudadanos esté más cerca de los postulados ideológicos de Vox sino porque al partido naranja habían acudido muchos enfadados con el PP que ahora tienen otra opción más contundente. Los datos permiten afirmar que electores clásicos del PP han dado un doble salto. Primero a Ciudadanos y ahora a Vox. En ese sentido, la evolución de las tendencias en los próximos meses será clara para ver cómo se decanta el electorado y, también, qué rumbo toman los partidos para atraerlo. 

Otros sondeos coinciden

Otros dos sondeos que se han dado a conocer entre el domingo y el lunes apuntan a un avance de la derecha. El de Sigma Dos para Antena 3 Noticias muestra una foto no muy distinta al que publica EL ESPAÑOL. Del mismo modo, la irrupción de Vox, al que otorga unas décimas más, hace que el centroderecha aumente en porcentaje de voto. En escaños sigue quedando a cinco escaños de la mayoría absoluta. 

Por último, un sondeo de GAD3 para ABC también apunta al crecimiento del centroderecha que describe SocioMétrica, aunque en este caso esta empresa sí cree que hoy habrían desbordado ya los 176 escaños en los que en el Congreso se sitúa la mayoría absoluta. 

Ficha técnica

Se han realizado 900 entrevistas a ciudadanos de 17 años o más, con derecho a voto en cualquier municipio de España.

Fechas de campo entre el 10 y el 14 de diciembre de 2018 mediante sistema multifuente de telefonía fija, móvil y panel online. L

a muestra se equilibra para sexo, edad, situación laboral y tamaño de hábitat. Para la estimación de voto se realiza una postponderación por recuerdo de voto y diferentes hipótesis de indecisos y abstención. Los escaños totales son el resultado de una proyección provincial aplicando una horquilla de voto según las citadas hipótesis.

El error teórico resultante es < +/- 3%. El real es +/- 3 puntos por partido. Los cálculos están automatizados con macros Gandia Integra © y SPSS © e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD.

SocioMétrica es miembro de ANEIMO y AEDEMO.