El clan 'Casillas - Carbonero' está pasando por el peor momento de sus vidas. Si a principios de este mes de mayo el protagonista era el portero del Oporto después de sufrir un infarto durante un entrenamiento, ahora ha sido la periodista española la que ha desvelado en su cuenta personal de Instagram que sufre cáncer.

Noticias relacionadas

Sara Carbonero ha acompañado a la publicación de un texto en el que no puede poner la palabra cáncer, aunque sí hace referencia a ella con "esa dichosa palabra de seis letras". La periodista ha querido, asimismo, tranquilizar a sus seguidores asegurando que "todo ha salido muy bien" y que "afortunadamente" había sido "pillado muy a tiempo". Sin embargo, también ha confirmado que aún le quedan "unos meses de lucha mientras lleva a cabo "el tratamiento correspondiente.

"Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia, ha escrito Sara Carbonero en Instagram.

Este mensaje de la periodista ha recibido miles de respuestas. Miles de palabras de apoyo entre las que ha destacado la de su pareja Iker Casillas. "Un mar tranquilo nunca hizo un buen marinero", escribía el portero del Oporto.

Regreso a España

El pasado mes de febrero, la bella periodista fue noticia al confirmarse que regresaba al trabajo en España. Después de su excedencia, Sara Carbonero volvía al trabajo en Mediaset con una sección en Deportes Cuatro en la que el objetivo era descubrir el lado más personal de los deportistas. Cada lunes, la mujer de Casillas sería la protagonista de un espacio en prime time.

Una oportunidad después de tres años de excedencia para acompañar a su pareja hasta Oporto y por la cual se mostraba orgullosa y feliz: "Estoy muy contenta por incorporarme de nuevo al equipo de Deportes Cuatro y recuperar una sección que ya tuve la suerte de hacer en el año 2011. Vamos a buscar historias emotivas y de superación personal además de entrevistas pegadas a la actualidad con deportistas de élite. Os espero a todos una vez a la semana".

Sara Carbonero en una imagen de redes sociales.

Tras unos meses de felicidad y de sentirse completa con este esperado regreso a la televisión, Sara Carbonero recibió un duro golpe al conocer que Iker Casillas había sufrido un infarto durante un entrenamiento con el Oporto. Y es que la periodista se encontraba en esos momentos en Tarifa realizando unas entrevistas para la cadena en la que trabaja. A esto se suma que en lo personal vivía un gran momento, tanto familiar como en lo referente a los negocios.

El infarto de Casillas

La noticia del fallo cardíaco sufrido por el ex del Real Madrid golpeó a todos los que quieren a Casillas, a su actual club y afición, así como a los millones de seguidores que tiene por todo el mundo. También recibió muchísimas muestras de cariño por parte de amigos y compañeros de profesión, así como de reconocidos deportistas de otras disciplinas.

El guardameta de Móstoles venía viviendo una de las mejores temporadas de los últimos años. Incluso se llegó a especular con una posible vuelta con la selección española. En el Oporto estaban muy contentos con su rendimiento y ello se confirmó con su renovación por una temporada más. Pero el infarto sufrido el pasado 1 de mayo lo cambió todo y es que aún no es seguro que Iker Casillas pueda continuar con su carrera en activo.

Después de unas horas de incertidumbre, en el que el comunicado del Oporto tranquilizó a todos sus seguidores al asegurarse que la intervención había salido bien, fue el propio Casillas el que mandó un mensaje a través de sus redes sociales: "Todo controlado por aquí, un susto grande pero con las fuerzas intactas. Muchísimas gracias a todos por los mensajes y el cariño".

Carbonero, al lado de Casillas

Sara Carbonero acudió de inmediato al hospital de Oporto tras conocer la noticia. Desde entonces no se separó de su pareja y fue ella la encargada de ir dando las novedades sobre el estado en el que se encontraba Casillas. Lo último que comentó fue que "Iker va a tener una vida completamente normal", pero que todavía "está asimilando todo lo que fue".

Sin tiempo para superar lo sucedido por el infarto llega este nuevo golpe para la familia. El cáncer no conoce de clases sociales, de etnias ni de edades y tristemente esta vez le ha tocado a Sara Carbonero tener que empezar una lucha contra esta enfermedad que deja millones de muertes cada año.

Este mismo lunes 20 de mayo, Casillas celebraba uno de sus cumpleaños más amargos. "Esta vez, no ha sido un gran cumpleaños. Estoy seguro, que en algún momento de vuestras vidas os ha pasado alguna cosa ese día o días atrás que hace que no tengáis tan buen recuerdo. No estamos exentos de que eso nos pase. Tengo que estar feliz, ¡feliz porque desde hace 20 días uno sigue estando aquí con vosotros! Los 37 se fueron... ¡menos mal! Qué nos traerán los 38... por ahora, ¡verlos!", rezaba el mensaje del portero.

Ahora se comprende mejor este mensaje, ya que al día siguiente ha tenido que vivir como su compañera de vida pasaba por quirófano para que le extirpasen un tumor y así comenzar un tratamiento que se espera que elimine la enfermedad del cuerpo de Sara Carbonero.

[Más información: Iker Casillas, ingresado de urgencia tras sufrir un infarto en el entrenamiento del Oporto]