Tras el parón de selecciones el Real Madrid volvió a mostrarse muy débil en Liga. Sin ideas, sin hambre de cara a puerta y un proyecto, el de Solari, que se tambalea tras la derrota en Ipurua. Un 3-0 del que se hizo eco Cristóbal Soria, que aprovechó el dramático tropiezo del conjunto blanco para hacer leña del árbol caído.

Noticias relacionadas

El tertuliano de El Chiringuito de Jugones tiró de su humor ácido para reírse del equipo de Solari, aunque en su intervención diga lo contrario: "Mucha tranquilidad y no reírse de los muchachos, no seáis cabrones, no reírse de la vikingada", comenzaba un Soria que acto seguido se despachó a gusto tras la derrota. "No debéis olvidar que le van a poner un techo al Bernabéu y que Solari como no tiene representante lo van a renovar tres años", dijo el tertuliano entre risas.

Soria también tuvo para Modric y para Vinicius, que no destacaron hoy en Ipurua: "Le van a dar el Balón de Oro a Modric y el Golden Boy a Vinicius", y alabó el buen partido de Cucurella, que fue un quebradero de cabeza para la defensa blanca: "¡Cucurella mio, que te como todas tus cosas! Hay que elevarlo a los altares, ese es mi hombre", sentenciaba un Soria eufórico.

[Más información: Los árbitros del VAR celebraron el gol del Eibar ante el Real Madrid]