Luka Modric se muestra tímido, pero tiene sus momentos de inspiración. Carlos Santos de Jesús fue su compañero en el Dinamo de Zagreb en 2007 y confiesa que el actual ganador del premio The Best era un chico callado, pero luego en el terreno de juego se transformaba y les insultaba en portugués. "En el día a día era muy tranquilo, no era una persona de hablar mucho. Era una gran persona y de vez en cuando gastaba alguna broma, pero era más bien tímido", confirmaba el jugador portugués. 

Noticias relacionadas

"Aprendió muchas cosas en portugués. Cuando llegué al Dinamo de Zagreb, él ya sabía algunas palabras porque Eduardo da Silva, delantero del equipo croata, llevaba allí tres años. Él le enseñó también algunas palabrotas", dijo en Carlos Santos en una entrevista a ESPN. El jugador croata ha recibido los halagos de toda Europa tras la consecución de los últimos premios individuales. 

El centrocampista del Madrid no dudaba en usar esas palabras malsonantes para dirigirse a sus compañeros brasileños de equipo. "Era muy tranquilo fuera del campo, pero cuando jugaba se transformaba. Se dirigía a los brasileños con las palabrotas típicas del portugués. Era muy gracioso ver a un europeo hablar en nuestro idioma. En vez de enfadarnos nos reíamos", confesó el jugador a la cadena norteamericana. 

Luka Modric derribado por un jugador del Sevilla EFE

Una semana inolvidable

El comienzo se semana de Luka Modric ha sido inolvidable. El jugador balcánico ha logrado el 'The Best' como mejor jugador del mundo, un galardón que premió su espectacular temporada con el Real Madrid y la hazaña con su selección, llegando a la final del Mundial de Rusia. Tiene el privilegio de ser el primer jugador en desbancar a Cristiano Ronaldo y Messi tras 10 años acaparando todos los premios individuales. El croata ha enamorado a todo el planeta fútbol y sigue demostrando que con trabajo todo es posible.