El periodista catalán y habitual colaborador del programa, El Partidazo de la Cadena COPE, Tomás Guasch, ha estado ante los micrófonos de dicho espacio para hablar sobre la rabieta de Luis Rubiales y la consiguiente destitución a Julen Lopetegui apenas dos días antes de que diera comienzo el Mundial de Rusia 2018.

Noticias relacionadas

Uno de los culebrones del verano parece haber renacido de sus cenizas con el parón de selecciones y con la entrevista que concedió en la noche del lunes 3 de septiembre el exseleccionador español y actual entrenador del Real Madrid, Lopetegui, a El Transistor de Onda Cero.

Este comenzaba sentenciando al actual presidente de la Real Federación Española de Fútbol. "Lo que me extraña es que un presidente que ha sido jugador se cargada a un entrenador dos días antes", garantizaba tanjantemente. Continuando declarando sobre el tema que "son sensibilidades extrañas".

Lopetegui no se arrepiente

El técnico de Asteasu dejó claro que su decisión fue la correcta, admitiendo que simplemente tomó una determinación "y la volvería a tomar", sin duda alguna y con los ojos cerrados. Continuando garantizando que su fichaje como nuevo entrenador del conjunto de Concha Espina tras la dimisión de Zinedine Zidane se efectuó "de la manera más honesta", aunque no todos piensen lo mismo.

Lopetegui siendo entrevistado en Onda Cero. Foto: Twitter (@ElTransistorOC)

"Al final tu responsabilidad es dirigir a un grupo para ganar, el día a día es diferente al del seleccionador. Es desconocido para muchos entrenadores el papel de un seleccionador, pero el día a día es exigente, diferente", indicaba respecto a su puesto.

Asimismo, el entrenador confirmó que no tiene ningún inconveniente en hablar acerca de la Selección, debido a que está "absolutamente feliz de entrenar al Real Madrid" , ya que apunta que es "un reto precioso y un objetivo grandioso". Lopetegui admitía que solo quiere que a España le vaya lo mejor posible, y que su etapa como seleccionador del combinado español es pasado y está cerrada.