El Barcelona consiguió empezar la Liga con una victoria sobre el Alavés, después de un triste partido en el que el cuadro de Ernesto Valverde no consiguió mostrar una buena versión de si mismo. Pese a ello, parece que parte de los aficionados han comenzado la campaña con una ilusión desmedida, ante la idea de volver a conseguir hacer una temporada que les posicione por encima del Real Madrid.

Noticias relacionadas

Jota Jordi ha sido uno de los que han mirado al nuevo curso con un mayor anhelo. Por eso, el tertuliano ha asegurado en El Chiringuito que esta completamente convencido de que el conjunto catalán conseguirá hacerse con el sextete este año, llegando a admitir que tiene "parte de su pierna" lista para tatuarse los seis títulos que ganaría en la temporada 2018/2019.

Una actitud que no deja de mostrar la pérdida de los valores por lo que siempre ha presumido su directiva. Principalmente, cabe recordar, que para ganar los seis títulos primero tienen que centrarse en ganar títulos continentales, los cuales se les han atragantado desde que el Madrid empezase a crear el ciclo que le ha permitido dominar en Europa al ganar cuatro Champions en cinco años -tres de ellas de manera consecutiva-.

Ataque al Madrid

Asimismo, consideró que el conjunto de Concha Espina ha salido perdiendo en el mercado de fichajes, al haberse ido figuras tan relevantes como "Zidane y Cristiano" y haber llegado "Lopetegui y Celades". Un comentario oportunista y sin sentido que intenta desprestigiar a un técnico que ha llevado a la selección española a jugar un gran fútbol durante dos años consecutivos comparándole con el mayor goleador de la historia del club. 

Presume de capitanes

Otro de las figuras de mayor importancia del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, admitió que deseaba felicitar "a los cuatro capitanes" que se encuentran en el primer equipo -Messi, Busquets, Piqué y Sergi Roberto-, presumiendo de que todos ellos son futbolistas que han sido criados en La Masía.

Una actitud que se contradice con sus actos. Más si se tiene en cuenta que con la finalidad de intentar recortar esa distancia que existe entre el equipo de la capital española y ellos, se han dejado más de 120 millones de euros en jugadores como Vidal, Arthur, Malcom y Lenglet.