Luka Modric renovará hasta 2023 con el Real Madrid. Una temporada más y ya es la segunda ocasión en la que sucede esto con el centrocampista croata. Con 36 años, el jugador continúa alargando su carrera y lo hace al máximo nivel. No en vano, se está ante el Balón de Oro de 2018. Y si el '10' representa la cara de la moneda, Sergio Ramos es la cruz. Sin jugar desde mayo y sin opciones de estar con España.

Noticias relacionadas

Volviendo a Luka, gracias a esta nueva renovación, Modric verá convertido en realidad un objetivo personal que le hacía especial ilusión: jugar el próximo Mundial de fútbol de Qatar 2022 como futbolista del Real Madrid. Para ello debía no solo conseguir que el club blanco le propusiese prolongar su contrato un año más, sino también que la selección de Croacia lograse el billete para la Copa del Mundo.

El combinado balcánico no se perderá el Mundial, aunque tiene la complicada papeleta de, al menos, igualar su actuación de la última edición del torneo. Y eso no es tarea fácil, ya que Croacia acabó como subcampeona tras perder en la final ante la Francia de Mbappé.

Luka Modric celebra el pase al Mundial de Qatar 2022 REUTERS

A los mandos de la selección ajedrezada, por lo menos para intentarlo, estará un Luka Modric que cuando renovó el pasado mes de mayo hasta el final de la temporada 2021/2022 demostró su compromiso con el Real Madrid: "Feliz y orgulloso de seguir vistiendo la camiseta del mejor equipo del mundo".

Para el de Zadar no hay mayor orgullo que poder defender los escudos del Real Madrid y de Croacia. Ya puso todo de su parte en el pasado para cambiar el Tottenham por el club español y todo después de que José Mourinho recomendase su fichaje en el verano de 2012.

Lo que pudo ser y no fue

Modric no dudó en ningún momento de su continuidad en el Real Madrid. Quería seguir en el Santiago Bernabéu y no puso ni un solo 'pero' a la oferta que le puso sobre la mesa el club de Concha Espina. Algo muy diferente de lo que pasó con un Sergio Ramos que dio por terminada su etapa en el conjunto merengue al acabar su último contrato con la entidad el pasado mes de junio.

La continuidad del central de Camas en el Real Madrid fue poniéndose cada vez más en duda según avanzaba la temporada. Con cada mes que pasaba, más complicada se antojaba un acuerdo para alcanzar una renovación y así fue como se llegó al final del culebrón. Sergio Ramos abandonaba la casa blanca después de 16 años.

Sergio Ramos, durante un partido con el Real Madrid LaLiga

Se ponía fin así a una era. Mientras que el defensa acabó poniendo rumbo al Paris Saint-Germain, donde este curso comparte vestuario con jugadores como Messi, Mbappé, Neymar, Di María o Achraf. Pero en el PSG no ha encontrado todavía su sitio por culpa de las lesiones. Incluso se ha especulado con la posibilidad de que el club francés decidiese rescindir su contrato.

Todo lo que ha vivido desde su adiós al Santiago Bernabéu no hace otra cosa que pensar en que no pudo equivocarse más cuando el Real Madrid. Con lo que le ha sucedido a su buen amigo Luka Modric no hace más que confirmarse la teoría de que Sergio Ramos debió dar el visto bueno a la oferta de renovación de su ya exequipo.

[Más información - El PSG no puede despedir a Sergio Ramos: la FIFA le sancionaría y pagaría una indemnización millonaria]