Takefusa Kubo no podrá morder el oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Japón cayó en semifinales ante España y deberá luchar por la medalla de bronce. Un golpe para los nipones, que vivían con especial ilusión la cita olímpica en casa. Pero un gol de Asensio en la prórroga acabó con sus opciones.

Noticias relacionadas

Después del partido, Kubo habló y lo hizo con mucha madurez, asumiendo su error, pero mirando ya hacia delante. El futbolista del Real Madrid, que apunta a salir nuevamente cedido de cara a la temporada 2021/2022, quiere el bronce para quitar la 'espinita' a sus compatriotas por lo sucedido en 2012.

Lo que quiso dejar claro el futbolista es que no ha sentido presión por jugar en casa, ya que los favoritos al oro, tal y como aseguró después de perder ante la selección española, eran precisamente sus rivales en semifinales, además de Brasil. Precisamente, los dos finalistas en Tokio 2020.

Con tan solo 20 años, Take Kubo demuestra personalidad, carácter y madurez. "Es un deporte colectivo, lo individual no vale para nada", apuntó el internacional japonés. Tampoco quiso hace ilusiones a sus compatriotas poniendo la vista en el Mundial de Catar 2022: "Reconozco la realidad, no somos los favoritos, esta era nuestra oportunidad y estoy muy jodido, la verdad".

Derrota ante España

"Es lo que hay, hemos perdido, hay que seguir, pero ha sido un palo durísimo, sabíamos que iba a ser complicado pero yo fallé y ellos metieron, es la realidad. Fueron superiores y hay que seguir, tuvimos ese punto de y sí, y sí... Sé que no existen esas cosas, pero hay que seguir".

A por el bronce

"Los de la absoluta quedaron cuartos en 2012 y les quiero dar una medalla al menos, es nuestra obligación, vinieron a ayudarnos y debemos ayudarles a ganar por lo menos una medalla".

Visibilidad de su juego en el torneo

"Es un deporte colectivo, lo individual no vale para nada, Marco entró de suplente, metió un gol y mañana saldrá en portada. Ganó España y de Japón no se acuerda nadie, es la realidad, pero debemos dar una alegría a nuestro país y llevar el bronce. Pensar en el Mundial".

¿Ha sentido presión al jugar en casa?

"Presión no, no somos España ni Brasil, pero sabíamos que podíamos hacer cosas grandes y no fue, pero podemos igualar la historia e intentar ganar a México".

Mundial de 2022

"Reconozco la realidad, no somos los favoritos, esta era nuestra oportunidad y estoy muy jodido, la verdad".

[Más información - La hoja de ruta del Real Madrid tras la venta de Varane: más salidas y Mbappé]