El torneo de fútbol de los Juegos de Tokio está permitiendo ver lo mejor de Take Kubo. La perla de Japón, país anfitrión de la cita olímpica, está siendo una de las sensaciones y ha alcanzado las semifinales en las que se medirá este martes a España. El joven futbolista nipón sabe que ese día será el que su actuación mayor exposición tenga al pertenecer al Real Madrid.

Noticias relacionadas

A base de goles y buen juego, Kubo ha conseguido llamar la atención cuando el fútbol es quizás es uno de los deportes que más desapercibidos pasan durante unos Juegos Olímpicos. Está siendo uno de los nombres propios y a él le viene en un momento inmejorable que le ha ayudado a conseguir que se abra el debate sobre qué debe hacer con él el Real Madrid este verano.

Hace unos meses estaba claro. Kubo regresaba tras haber jugado cedido el último año en el Villarreal, de donde salió en enero, y en el Getafe. Fue de menos a más, pero nunca se le vio con la confianza que ahora demuestra con su selección. Su destino debía ser otro préstamo, con equipos como la Real Sociedad o el Mallorca, donde ya jugó la 19/20 y que ahora vuelve a Primera, interesados.

Kubo celebra su gol contra México Reuters

Este sigue siendo su destino más probable, el de la cesión, pese a que algunos piden una oportunidad para él en el primer equipo del Real Madrid. Al club blanco no se le escapa la progresión y el talento del japonés, pero sigue existiendo el problema de los cupos extracomunitarios que ocupan ya Vinicius, Rodrygo y Militao. No lo hará Bale, como se supo esta semana, pero los tres máximos siguen ocupados.

Lo único que se puede hacer es que Vinicius obtenga la nacionalidad, algo para lo que, a priori, no habría que esperar mucho ya que se lleva trabajando tiempo. Kubo sabe que lo tiene difícil para quedarse en el Real Madrid, pero su intención es esa y por eso se resistió a decidir su futuro antes de los Juegos. La apuesta le salió bien y con su actuación en Tokio ya, como mínimo, ha generado dudas en algunos.  

Ofertas por Kubo

Al Madrid le lloverán ofertas por Kubo de aquí al cierre del mercado de fichajes, tal y como ha ocurrido los últimos dos veranos. Serán de cesión y de traspaso, aunque el plan del club blanco no pasa por hacer caja con el nipón. El mercado de Take sigue aumentando año tras año y es normal que cada vez sean más los clubes que pregunten por él, y no por su cesión necesariamente.

Es pronto para descartar cualquier escenario con Kubo. Por lo pronto, este martes se mide a España. Delante tendrá uno de sus teóricos 'rivales' por un sitio en el Real Madrid: Marco Asensio. El balear, que lleva tiempo buscando sin fortuna su mejor versión, deberá empezar a notar la presión del buen momento y la progresión de Kubo, como también lo harán otros como Vinicius o Rodrygo.

Kubo pide paso. Es muy difícil tenerlo en este Real Madrid, pero pide una oportunidad pese a todo. En el club blanco saben que se el tiempo corre en contra y que cuantos más años pasen sin hacer un hueco a Take más probable será que quiera dar el salto a un grande. Tiene 20 años y está al borde de tirar la puerta. De momento, ya está llamando a ella.