El Real Madrid ya empieza a coger color de cara a la próxima temporada. A pesar de que todo está un tanto paralizado, el conjunto blanco ha sido centro del mercado de fichajes esta semana por lo sucedido con la decisión de Sergio Ramos. Los merengues han visto como su capitán decía adiós y habrá relevo tanton en la zaga como en el liderazgo del equipo. Pero ahora ya empieza a mirar hacia adelante y a pensar en la zona del ataque, que tiene 'overbooking'.

Noticias relacionadas

Aunque la línea de la defensa es la que más está sufriendo variaciones, la zona ofensiva es la otra línea que podría sufrir variaciones en los próximos días. Solo se habla de las llegadas en esta parte del campo, con Kylian Mbappé acaparando todas las miradas. Es el gran deseado por la afición y es lógico que un jugador con sus características sea del que más se hable. Todos los merengues le ven como el hombre que lo cambiará todo; también provocará otros movimientos si su llegada se concreta finalmente.

La banda izquierda está más bien segura con los jugadores que la conforman. Aunque el mismo Mbappé podría jugar por aquí, el proyecto sigue pasando sobre los pies de Eden Hazard. El belga, acompañado por los brasileños jóvenes, debería ser el hombre que lidere al equipo por esta zona del campo la próxima temporada. Vinicius Jr. y Rodrygo han seguido con su progresión en esta última temporada y la siguiente deberán dar otro paso más.

Gareth Bale durante un partido de la Eurocopa con Gales Reuters

En el centro del ataque, todos los focos apuntan a Mariano; pero es la banda derecha la que tendrá que sufrir los próximos cambios. Marco Asensio, aunque EL BERNABÉU ya explicó que si llegase alguna oferta podría salir, es a priori el hombre para esta banda, aunque Mbappé también podría adaptarse a esta posición. Ahí hay otros tres jugadores sobre los que hay que decidir en las próximas semanas: esos son Gareth Bale, Brahim Díaz y Takefusa Kubo.

Bale

El galés ya explicó que sería después de la Eurocopa cuando tomaría su decisión. "Solo lo diré después de la Eurocopa", aseguró Bale. "Sé lo que voy a hacer, pero solo causaría el caos si digo algo ahora". "No estoy pensando en nada más que en Gales", se sinceró frente a los micrófonos de Sky Sports. Gareth Bale tendrá que hablar con el club merengue sobre su futuro. Y, pese a no zanjar las dudas sobre qué hará el año que viene, en el Real Madrid no tiene espacio. 

En cualquier caso, sigue haciendo declaraciones de que cuenta con ser entrenado por Ancelotti. El extremo fue preguntado por si sentía preparado para regresar bajo la tutela del italiano: "No me queda otra, será el técnico del Madrid y soy un jugador del Madrid". "Lo que puedo decir es que tengo una gran relación con él y sé que lo hará muy bien en el Madrid". El transalpino consiguió sacar una de las mejores versiones de Bale en las dos temporadas que estuvo en el Real Madrid. Por ello, ambos guardan un gran recuerdo de la unión entre ambos y que podría repetirse a partir de este verano.

Brahim

Es el jugador que más focos ha acaparado en los últimos días después de estar tanto con la sub21 como con la absoluta. Brahim llegó dentro del plan de jugadores que iban a rejuvenecer la plantilla y que están llamados a coger el protagonismo que, hoy en día, tienen otros.

Brahim Díaz, en un partido de la selección española Reuters

Ha despertado muchos intereses, sobre todo en Italia, y puede ser una fuente de ingresos más que interesante para la entidad. El Milan lleva días negociando con el Real Madrid por Brahim. El resultado de su cesión durante la temporada 2020/2021 fue muy bueno y tanto el club blanco como el jugador ven con buenos ojos seguir otro año más en la ciudad italiana. Su venta está pasando de ser una posibilidad a poco a poco verse como una certeza.

Kubo

El japonés tiene muchas papeletas para volver a salir cedido esta temporada. Después de una primera temporada en Mallorca y esta segunda a caballo entre Villarreal y Getafe, se ha demostrado que necesita seguir cogiendo experiencia. Es un futbolista diferente, pero le faltan todavía determinados patrones como para tener una presencia constante en el Real Madrid. 

Cerró con buenas sensaciones la temporada con el Getafe, pero el Real Madrid tiene que asegurarle minutos en el equipo que vaya ya que fue un problema durante el año. No se puede volver a repetir la situación de determinados momentos de la campaña donde se quedaba fuera de las convocatorias y sin salir del banquillo. Su momento tiene que llegar este año.

[Más información: La nueva defensa del Real Madrid sin Sergio Ramos: dudas y la opción de fichar]