El adiós de Sergio Ramos del Real Madrid supone el fin de una época. El capitán dice adiós tras 16 años en el equipo blanco y deja un hueco en la defensa que llevará tiempo a acostumbrarse a él. La marcha del camero -que en el club se asumió desde que dijera que planificaran la temporada sin él- supone una reestructuración de la zaga blanca.

Noticias relacionadas

¿Cómo queda la defensa del Real Madrid? El club se movió de forma inteligente durante los últimos meses a sabiendas que Sergio Ramos se podía ir y que, además, le podía acompañar algún compañero más. Con casi dos meses por delante hasta que arranque la temporada puede haber sorpresas, pero la hoja de ruta con la defensa parece estar trazada ya en la entidad madridista.

Empezando por los centrales, la marcha de Sergio Ramos quedó cubierta con el fichaje de David Alaba. Son perfiles diferentes, pero a favor del austriaco está su polivalencia que permitirá a Carlo Ancelotti contar con él como zaguero, pero también como lateral izquierdo y centrocampista. Su fichaje fue estratégico en un verano en el que hay que medir al milímetro cada gasto: llegó a coste cero y cobrará 12 millones netos -lo mismo que se pagaba a Ramos-.

Eder Militao, en un partido del Real Madrid REUTERS

Alaba se une a dos piezas que han sido muy importantes en la segunda mitad de la última temporada: Éder Militao y Nacho Fernández. El paso adelante del brasileño ilusiona y de cara a su tercera campaña en el club se espera que siga creciendo hasta hacerse dueño de la zaga. Con Nacho, hombre de la casa, se sigue contando con una pieza que siempre está ahí cuando se le necesita.

¿Si Varane se va?

La duda ahora mismo es Raphaël Varane. El Real Madrid quiere que siga, pero eso solo pasa por una condición: renovar su contrato que acaba en 2022. Hasta ahora no ha dado señales de querer hacerlo y si se confirma esto se le abrirán las puertas en busca de un buen traspaso. ¿Se fichará si sale el francés? A día de hoy todo apunta a que no y que se cubriría su hueco con el ascenso de algún canterano como Víctor Chust o Mario Gila. Jesús Vallejo es otra opción, pero a priori se intentará venderle también.

En el caso de los laterales, también hay alguna duda y movimiento pendientes. En el lado derecho están claros los que cubrirán la posición: Dani Carvajal y Lucas Vázquez, que renovó hasta 2024. Eso deja sin sitio a Álvaro Odriozola, que la pasada temporada partía como suplente de Carvajal, pero se encontró con la reconversión de Lucas. Se le buscará salida, ya sea venta (lo ideal) o cesión.

Marcelo, en el banquillo durante un partido del Real Madrid AFP7 / Europa Press

¿Fichar un lateral?

En el lado izquierdo el titular también está más que claro: Ferland Mendy. Es un futbolista que ya llamó la atención de Ancelotti antes de venir al Real Madrid y es uno de los mejores laterales zurdos del mundo. Suya es la titularidad. Por detrás hay dos opciones. Una es Marcelo, que sin Ramos pasa a ser el primer capitán, pero el deseo el Madrid es que salga. Aún así, ya que tiene contrato hasta 2022, la decisión está en su mano. Si se fuera Marcelo, su puesto lo ocuparía Miguel Gutiérrez.

La opción de fichar un lateral izquierdo -con Mendy pudiéndose unir al 'cartel' de centrales y Marcelo saliendo- no es una realidad a día de hoy. El carril zurdo es una de las posiciones que mejor tiene cubiertas el Madrid (Mendy, Marcelo, Miguel, la opción de Alaba...).

El Madrid no va a fichar de más este verano. La crisis sigue golpeando hasta que no se abran los estadios y todos los clubes están obligados a cuidar sus cuentas. Por eso, no se fichará un central o un lateral si no es una cuestión inevitable ya que todo el dinero que se pueda ahorrar en esas posiciones irá a parar a la contratación del gran objetivo del verano: Kylian Mbappé. La defensa, pese a no estar Ramos, está cubierta.

[Más información: Los beneficiados en el Real Madrid tras la marcha de Sergio Ramos]