Sergio Ramos puso fin a 16 años en el Real Madrid con una emotiva rueda de prensa acompañado de Florentino Pérez y de sus familiares más cercanos. Rodeado de títulos y con el cariño de los aficionados, el capitán dijo adiós a la entidad merengue. Así, se cierra un culebrón que comenzó hace meses y que ha estado marcado por las filtraciones de su entorno sobre una renovación con la entidad blanca. Y por ello, el que fuera representante del central, ha querido dar su visión de lo sucedido.

Noticias relacionadas

Pedro Bravo fue quien llevó a Sergio Ramos al Real Madrid. Hace casi dos décadas y en una operación que no fue nada fácil, aunque el tiempo ha demostrado que sí fue correcta, el zaguero sevillano abandonaba el Sánchez Pizjuán para jugar en el Santiago Bernabéu. Ahora, como presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas, ha criticado la actitud del nuevo representante del jugador, su hermano René.

"Quien trajo a Sergio Ramos al Real Madrid hace (16) años jamás habría permitido que saliera como lo ha hecho porque nunca habría habido tanta tensión en las negociaciones, chantajes, filtraciones, ni caducidad sino diálogo y profesionalidad. Al Real Madrid no se le ningunea", ha escrito en sus redes sociales Pedro Bravo, ganándose el aplaudo de parte de los aficionados merengues.

Y es que las tensiones a la hora de renovar no son nuevas en la etapa de Sergio Ramos en el Real Madrid. El central siempre ha rendido en el terreno de juego salvo en algunos momentos de bajón físico. Sin embargo, a la hora de concretar ampliaciones de contrato, la polémica siempre le ha perseguido. En esta ocasión, que ha sido la última, el guion se ha repetido.

La actitud de Ramos

Tal y como ha explicado EL BERNABÉU, el central sevillano tenía una oferta del Real Madrid del pasado mes de diciembre. En aquel encuentro Ramos rechazó la propuesta merengue y dio vía libre al club para que planificara la próxima temporada sin él en la plantilla. Un órdago que no cambió hasta hace una semana, cuando Sergio Ramos contactó con el Real Madrid para aceptar la oferta. Sin embargo, esta ya había caducado. Algo que se sabía, pero que el jugador ha negado conocer.

"Cuando dije al club que planificaran sin mí, es porque entiendo que no hay nadie por encima del club. No entendía que lo mio pudiera afectar al resto de cuestiones del club. El plan del club tiene que seguir adelante independientemente de lo que yo dijera", afirmó en esa rueda de prensa de despedida.

Ahora, tanto Ramos como su hermano y representante René tendrán que negociar un nuevo contrato. El Manchester City de Guardiola parece la opción más factible, pero ni el jugador ha confirmado nada ni el club inglés se ha pronunciado sobre su interés.

[Más información - Zidane reaparece tras dejar el Real Madrid para mandar un mensaje a Sergio Ramos]