El Real Madrid ha dado este jueves el paso hacia un nuevo ciclo en la entidad merengue. Zinedine Zidane queda en el pasado y la dirección deportiva ha empezado a trabajar para, cuanto antes, tener un nuevo entrenador con el que planificar un verano trascendental para el futuro. Este año se plantea como el del gran cambio, donde se esperan llegadas importantes a la plantilla. Pero para que eso se produzca, hace falta que un técnico les dirija.

Noticias relacionadas

No es momento para lamerse las heridas, lo es para trabajar. Hay futuros por resolver y el de Zidane ya está resuelto. Esta mañana comunicaba a la entidad que su vinculación se acababa y, después de una salida amistosa entre las dos partes, esta tarde la dirección se reunía para valorar las opciones que había en el mercado. Esto no ha pillado de nuevas a la dirección, ya que era una cuestión que se venía rumiando toda la temporada. Concretamente desde el invierno.

Quizá las filtraciones que hubo durante este tiempo han sido un atenuante para que Zidane tomase esta decisión, pero los blancos confiaban en este final de año en él para que cumpliera su contrato. El francés tenía en sus manos su futuro y finalmente ha dejado el banquillo vacío. Ahora hay varios candidatos que ya están siendo valorados por la dirección. Incluso, ya hay favoritos y descartes. La realidad es que Europa está viviendo una auténtica revolución con los entrenadores.

Massimiliano Allegri ya está descartado Juventus

Es por lo que Massimiliano Allegri se ha descartado cuando era uno de los favoritos. Fue finalmente el Real Madrid el que no quiso ir en serio a por el italiano, que está a punto de confirmar su regreso a la Juventus. Aunque era uno de los favoritos en las últimas semanas, los blancos se decantan por otro tipo de técnico. El italiano, que también estuvo en las quinielas en 2018, finalmente, tendrá que seguir esperando para ocupar ese banquillo.

Pochettino, favorito

El final de temporada del PSG ha vuelto a abrir la inestabilidad en el club francés de cara al banquillo. Este último invierno daban un cambio de rumbo al despedir a Thomas Tuchel, entrenador que ha llegado a la final de la Champions de este año, como hiciera el anterior con los parisinos, para apostar por Mauricio Pochettino. El argentino no ha podido repetir la andadura del alemán y se quedó por el camino en la máxima competición continental, además de que ha perdido la Ligue-1 ante el Lens.

La relación entre el argentino y los blancos siempre ha sido muy próxima. El técnico, nada más llegar a París, no se cerró puertas y explicó en una entrevista en AS que "siempre fue un objetivo poder jugar en el Real Madrid" y que, cuando no se puede cumplir "ese sueño", uno cambia a "un día poder entrenar al Real Madrid". En las últimas horas han crecido los rumores sobre que puede volver al Tottenham, pero en la dirección merengue creen que no se moverá del PSG.

Dudas con Conte

Más sorprendente ha sido la salida de Antonio Conte, que acaba de llevar al Inter de Milán a recuperar el trono en Italia. El técnico transalpino ha sido víctima de los recortes que se está viendo obligada a llevar a cabo la dirección del club. La situación económica de la entidad es muy regular y quieren rebajar los salarios. Igual que él, muchos jugadores podrían salir del equipo 'neroazzurri'. De momento, el primero en marcharse ha sido el que fuera entrenador de la Juventus.

Antonio Conte, en rueda de prensa Reuters

Precisamente en ese momento estuvo a punto de llegar al Real Madrid. Cuando sale Julen Lopetegui del club blanco, Conte es uno de los que está en la lista para convertirse en entrenador merengue. Finalmente, se optó por un hombre de la casa como Santiago Solari, que posteriormente sería sustituido también por Zinedine Zidane en su segundo regreso. Ahora vuelve a estar en la lista, pero su carácter genera dudas en la entidad. Representa a la opción de la mano dura.

Raúl y las sorpresas

Raúl González Blanco es un icono del madridismo al igual que Zidane. El eterno capitán, sin embargo, está concluyendo su primera temporada al frente del filial. Con el Castilla ha logrado una plaza fija en la 1ª RFEF, aunque finalmente no ha podido conseguir el ascenso. A este éxito se suma la UEFA Youth League lograda el pasado verano después de que Manu Fernández Trigo, director de fútbol, decidiera que se hiciera cargo del Juvenil A. Hay dudas sobre si está preparado para dar el paso ya, aunque sería la apuesta por la continuidad.

No hay nada decidido y más nombres se han ido poniendo sobre la mesa durante la tarde. Uno de ellos es el de Xabi Alonso, que acaba de asegurar la presencia del filial de la Real Sociedad en la Segunda División. Ese éxito ha confirmado la gran calidad para gestionar un grupo que tiene el exjugador blanco. Su plan es seguir en la Real, aunque una llamada definitiva del Real Madrid puede ser demasiado tentadora como para rechazarla.

[Más información: El Real Madrid anuncia la marcha de Zinedine Zidane como entrenador]