El Real Madrid ya trabaja en la confección de la plantilla para la temporada 2021/2022 y tendrá que decidir qué hace con los cedidos que regresan al equipo tras una temporada fuera. En total, han sido nueve los futbolistas que ha tenido el club blanco a préstamo esta campaña, con sus altos y sus bajos según el jugador del que se hable. Take Kubo y Reinier Jesus aparecen señalados en rojo en la agenda merengue.

Noticias relacionadas

Yendo por orden, parece que solo hay uno de los cedidos que tiene su futuro más claro: Borja Mayoral. Cuando Roma y Real Madrid acordaron su cesión por dos temporadas fijaron una cláusula de compra definitiva para este verano y otra para el de 2022. Ya sea que el conjunto italiano pague ahora o mantenga el préstamo, Mayoral jugará el curso que viene a las órdenes de Jose Mourinho.

La lista sigue con Gareth Bale, quien ha disparado las expectativas sobre su futuro al decir que tiene algo que anunciar tras la Eurocopa. Tiene todavía un año de contrato con el Real Madrid tras haber jugado cedido en el Tottenham, pero en el club blanco tienen claro que, de ninguna manera, el galés formará parte de la plantilla la próxima temporada. Habrá que esperar a ver qué es lo que dice el delantero.

La foto de familia del Real Madrid

Luego hay dudas con Dani Ceballos, Luka Jovic e incluso Jesús Vallejo. Son futbolistas jóvenes que no parece que puedan tener sitio en el Real Madrid por ahora. En un verano en el que el Real Madrid necesita fichar, hay que hacer dinero a base de ventas y jugadores como ellos tienen todas las papeletas para ser traspasados. De no ser vendidos definitivamente, lo más seguro es que se les buscara otra cesión.

Algo parecido ocurre con Martin Odegaard y Brahim Díaz, aunque ellos sí podrían tener sitio en el Madrid. Al noruego se le siguen teniendo esperanzas pese a su enfado por no jugar, pero si Zidane siguiera se reducirían sus opciones de volver. Brahim ha cuajado una gran temporada en el Milan y salidas como las de Isco o Lucas Vázquez le harían un hueco en la plantilla blanca, pero el jugador quiere tener la seguridad de que contará con minutos.

Dos cesiones claras

Y, por último, otros dos que se podría decir que tienen más o menos claro su futuro. Son Kubo y Reinier. Son los dos jugadores más jóvenes con contrato en el Real Madrid: 2001 y 2002, respectivamente.

Esta temporada han estado cedidos, pero no han tenido suerte con sus destinos. Kubo se fue al Villarreal, pero ante la falta de oportunidades por parte de Emery pidió cambiar de aires en enero. Se fue al Getafe, donde las cosas solo le han ido levemente mejor. A Reinier, el Dortmund se le quedó grande para tener minutos con asiduidad y, aunque firmó por dos temporadas con los alemanes, regresará a Madrid.

Ambos son extracomunitarios y, aunque la nacionalización de Vinicius liberaría un hueco en la plantilla, no parece que ni Kubo ni Reinier tengan sitio todavía en el Madrid. La prioridad es que tengan minutos y por su edad no hay prisas como para pensar en una venta definitiva este verano. Lo normal es que busque un equipo al vayan cedidos otra vez, pero ahora sí que hay que acertar con los equipos a los que se marchen.

[Más información: Miguel Gutiérrez y Antonio Blanco, dos 'ascensos' para empezar la renovación del Real Madrid]