La temporada ha acabado y el Real Madrid ha de ponerse manos a la obra con la confección de la plantilla para la 2021/2022. Se avecinan varias despedidas e incluso se duda de la continuidad de Zinedine Zidane, pero el club blanco tiene razones para ser optimistas con dos 'caras nuevas' por las que no tendrá que desembolsar ni un solo euro: Miguel Gutiérrez y Antonio Blanco.

Noticias relacionadas

El final de una temporada en la que las lesiones mermaron al Madrid semana tras semana dejó ver asiduamente a los canteranos con el primer equipo. Miguel acabó jugando los tres últimos partidos como titular en el lateral izquierdo por delante de Marcelo -y con Mendy lesionado-. Blanco fue convocado de forma seguida para los diez últimos encuentros y fue titular en dos de ellos.

Después de cómo acabaron la temporada los dos futbolistas del Castilla, en el club creen que ya están preparados para dar el salto definitivo al primer equipo. Son los dos primeros fichajes de la temporada 2021/2022 junto con David Alaba, cuyo anuncio oficial podría llegar esta semana antes de que se incorpore a la concentración de la selección de Austria para la Eurocopa.

Miguel Gutierrez controla el balón presionado por Yeremi Pino REUTERS

Los ascensos de Miguel y Blanco y el fichaje de Alaba ayudarán a fortalecer dos de los puntos débiles de la actual plantilla del Real Madrid: el lateral izquierdo y la posición de pivote en el centro del campo. El ya exjugador del Bayern Múnich puede ocupar ambos huecos, aunque su posición principal será la de central.

Miguel, que técnicamente va sobrado y físicamente ha demostrado que está para jugar con los mayores, será el sustituto de un Marcelo que, aunque le queda contrato hasta 2022, se ha quedado sin sitio en el equipo. Lo lógico es que el brasileño salga este verano, Miguel pase la competencia directa de Mendy y, por tanto, no haga falta hacer ningún fichaje en esa posición.

Antonio Blanco y Rubén García luchan por la posesión EFE

Lo mismo para el pivote. Casemiro acaba de cerrar otra temporada sin un relevo natural para él. Otra vez obró el milagro -por segunda temporada seguida tras la salida de Marcos Llorente- y no se lesionó ni una sola vez. Si bien era una posición señalada para fichar este verano, la aparición de Blanco y el comodín de Alaba -como en el lateral izquierdo- frena las intenciones del Madrid, que debe medir sus gastos para poder acometer otros fichajes claves.

La reconstrucción del Madrid está en marcha y, a falta de saber lo que hará Zidane, ha empezado por los canteranos. Sea el técnico francés, del que se han ganado la confianza, u otro entrenador el que ocupe el banquillo del primer equipo la próxima temporada, en el club cuentan con Miguel y Blanco para el nuevo proyecto.

Más canteranos... y fichajes

Por detrás no hay que olvidarse de más canteranos. Son los Sergio Arribas, Víctor Chust, Marvin Park y Hugo Duro, que esta temporada ya fueron buenos salvavidas para el primer equipo para la plaga de bajas. 

Lo siguiente en venir, de forma inminente, será el anuncio de Alaba. Luego, mientras se empiezan a cerrar más salidas, tocará ir a por más fichajes con un objetivo señalado por encima del resto: Kylian Mbappé. El verano del Madrid ya ha arrancado.

[Más información: La reunión entre Zidane y Florentino Pérez en la que se decidirá el futuro del Real Madrid]