El Real Madrid encara las últimas horas de la actual temporada. El equipo merengue puede pelear por el título de La Liga, aunque no depende de sí mismo. Un premio que sería todo un impulso para una temporada muy complicada, marcada tanto por la ausencia de aficionados como por los altibajos en el rendimiento. Pero, además, por las constantes bajas que se han ido acumulando en una plantilla que siempre encontró soluciones.

Noticias relacionadas

Sin embargo, una vez se dispute el duelo ante el Villarreal, el Real Madrid comenzará una nueva temporada. Se pondrán las notas, se resolverán varias incógnitas y se empezará a dar forma a la plantilla del año que viene. Varios jugadores del Real Madrid, de hecho, pueden estar ante su último 'baile' con la camiseta merengue. Bien por razones económicas, por falta de minutos o, simplemente, por poner fin a un largo ciclo en el equipo capitalino.

Curiosamente, una de las líneas que más movimientos puede sufrir es la defensa. Justo la misma que esta temporada se ha tenido que imponer a constantes contratiempos por lesiones o contagios de la Covid-19. Frente al refuerzo de jugadores como Militao o Nacho, que han cambiado por completo su imagen y situación, se encuentran otros como Sergio Ramos o Varane. Los dos regresan ante el Villarreal. Los dos pueden marcharse.

Raphael Varane, durante un partido con el Real Madrid

La continuidad de ambos está en el aire. El capitán merengue acaba contrato este verano y si no renueva estará libre para buscar un nuevo proyecto. El ex del Sevilla ha vivido diferentes situaciones con el Real Madrid y en las últimas fechas se mostró más cercano a la renovación que a una salida de la entidad de Chamartín. Sin embargo, no hay noticias al respecto aún. En el caso de Varane, todo lo contrario. Tiene contrato hasta 2022, pero el Real Madrid no le dejará marcharse gratis y hay ciertas sensaciones de que el galo puede abandonar el equipo en meses. 

A ellos se suman jugadores en posiciones muy diferentes como Marcelo y Odriozola. El brasileño se ha quedado como recambio de Mendy. Y, con Mendy lesionado, en los últimos partidos ha cobrado mayor protagonismo el canterano Gutiérrez. Por ello, de cara a la próxima temporada podría vivir un escenario similar. El Real Madrid no le pondrá problemas y puede optar por quedarse hasta 2022 o salir libre este verano. En el caso de Odriozola, el vasco tiene contrato hasta 2024 y en los últimos duelos ha sacado a relucir su mejor versión. Quiere pelear por continuar y tiene alguna opción.

Por último, también está la incógnita de Lucas Vázquez. El gallego acaba contrato en 2021 como Sergio Ramos. Y, de la misma manera que el camero acercó posturas, Lucas Vázquez también cambió ligeramente la situación acercando una ampliación de contrato. Su última lesión le han quitado protagonismo en el tramo final y, como publicó EL BERNABÉU, el Atlético había mostrado interés en su fichaje.

Ventas claras

No solo hay incógnitas en el vestuario merengue, sino también salidas de jugadores que apenas han tenido minutos. Estos casos no son otros que los de Mariano Díaz e Isco Alarcón. El delantero, pese a ser el segundo '9' del equipo, no ha tenido apenas oportunidades. El rendimiento de Vinicius y Rodrygo ha sido muy superior y Mariano se ha tenido que conformar con aparecer en situaciones extremas. Ya se intentó su salida a principios de temporada y este verano se cerrará su etapa.

De igual manera, Isco Alarcón pondrá fin a su estancia en el Real Madrid. El ex del Málaga pidió irse en invierno, pero no llegaron ofertas para incorporarle. Algo que debe suceder este verano para que Isco sea traspasado. El club merengue quiere sacar algo de fondos por la crisis económica e Isco será una de las claves para mejorar las cuentas.

Isco Alarcón realiza un control en el calentamiento Reuters

El futuro de Zidane

A todo ello se suma la duda de Zinedine Zidane, pieza clave del proyecto del Real Madrid. El técnico aún no ha dado una respuesta sobre su futuro y hasta que no termine la actual temporada no confirmará si sigue o no. Las sensaciones en el Real Madrid son de que el galo quiere marcharse. Sus mensajes en las últimas comparecencias, además, han sonado a despedida.

Sin embargo, no será hasta que no finalice el duelo ante el Villarreal cuando se conozca su decisión. Un año más en el banquillo o poner punto y final a una etapa repleta de éxitos.

[Más información - Zidane: "Estoy seguro de que el Real Madrid puede ser mejor equipo sin mí"]