Chelsea y PSG ya están en las semifinales de la Champions League. Este miércoles se deciden los otros dos integrantes del mejor cuarteto del año en Europa. Manchester City y Borussia Dortmund luchan por uno de los billetes en juego, mientras que en Anfield se ven las caras el Liverpool y el Real Madrid.

Noticias relacionadas

Los blancos llegan a territorio inglés con la ventaja de la ida y es que en el Estadio Alfredo Di Stéfano el conjunto merengue ganó por 3-1 al Liverpool. Contando con las importantes bajas y con el sueño de una nueva 'Orejona' en el horizonte, en el Real Madrid se enfocan en este partido en Anfield.

Zidane lo ha dejado claro. No hay que pensar en el 3-1. Hay que salir al campo como si de un 0-0 se tratase, como si la eliminatoria comenzase ahora. No hay que confiarse por lo que pasó en el Di Stéfano, donde el Real Madrid fue claramente superior. Y estas claves se las ha trasladado el entrenador francés a sus jugadores.

Objetivo: ganar

"Siempre que el Real Madrid está en el campo es para intentar ganar el partido", ha dicho Zidane en la rueda de prensa previa al partido. La premisa del técnico galo es clara: se sale a ganar. El Real Madrid lleva en su ADN intentar ganar cada partido, cada título. Una mentalidad ganadora que se ha convertido en el primer mandamiento en el vestuario merengue.

Los jugadores saben de la exigencia que hay en el club blanco. No en vano, es el único hasta la fecha que ha conseguido ganar trece veces la Copa de Europa. Tantos los actuales integrantes de la plantilla madridista, como los que pasaron por las filas merengues, todos coinciden en una cosa: en ningún otro club hay una mentalidad así ante la victoria.

Partido nuevo

"Nosotros estamos bien, sabemos lo que queremos, queremos hacer otro gran partido porque lo vamos a necesitar para pasar de ronda. Lo más importante es que el equipo está preparado para competir. Nosotros vamos a intentar ganar el partido, no vamos a gestionar el resultado de la ida. Y tengo que decir que es lo que hacemos siempre", ha afirmado 'Zizou'.

Zidane descarta que el planteamiento de su equipo en Anfield sea el de salir a defender el 3-1 de la ida. Da igual lo que pasó en el Di Stéfano ante el Liverpool. Tampoco en El Clásico. Si han sido dos importantes triunfos, que han generado confianza, por supuesto. Pero ahora toca otra historia. Y así ha mentalizado el míster a sus pupilos: lo que pasó en la ida o en El Clásico de poco valdrá en Anfield.

Unidad

"El equipo siempre se une ante las dificultades y eso demuestra el carácter que tiene este equipo. Es cierto que nos han pasado muchas cosas. Es verdad que me gustaría tener a todos, pero nosotros vamos a preparar el partido para hacer una gran actuación", ha apuntado el entrenador galo.

Zidane, en el estadio Alfredo di Stéfano EFE

Lo que hizo grande a este Real Madrid, al que ganó cuatro Champions en cinco años fue este sentimiento de unidad, de ir todos en un mismo barco. La famosa piña ha regresado con más fuerza que nunca y eso se traslada al campo. Todos defienden. Todos atacan. Y ante las adversidades, más unidad.

[Más información - Modric: "¿Mbappé? Los grandes jugadores son siempre bienvenidos al Real Madrid"]