¿Quién apostaría a que el Real Madrid se la tendría que jugar en la fase más decisiva de la temporada con Éder Militao y Nacho Fernández y que, encima, le saldría bien? El brasileño y el madrileño están demostrando su categoría en un momento crítico y este miércoles deben rematar la faena en la vuelta contra el Liverpool. Ellos son los encargados de mantener viva la ventaja cosecha en la ida de los cuartos (3-1).

Noticias relacionadas

A Zidane la ha salido bien la apuesta -obligada- por dos centrales sobre los que hace apenas medio año recaían serias dudas. Sin embargo, los dos están llenando de razones a todos los que defendían su continuidad y que sí valían para este equipo, sobre todo en caso de Militao que no había tenido muchas ocasiones de demostrarlo. Hasta ahora han conseguido que no se eche de menos ni a Raphaël Varane ni a Sergio Ramos.

La mala racha de Ramos, entre lesiones y ahora un positivo por coronavirus, le ha vuelto a dejar sin jugar en Champions. Ya se perdió la ida de la eliminatoria contra el Atalanta y ahora el Madrid cerrará su cruce contra el Liverpool sin haber contado con su capitán. Los blancos se han acostumbrado a jugar en Europa sin el camero, que también se perdió los partidos de vuelta de los octavos de los últimos dos años.

Nacho protesta una acción en El Clásico EFE

Vuelta sin Ramos

¿Qué tienen en común las eliminatorias contra Ajax y City con la del Liverpool? Que en las tres no estuvo ni estará Ramos, aunque en esta también se perdió la ida. Por eso, tanto Militao como Nacho deben acabar con la 'maldición' que persigue al Madrid y a Sergio y certificar el pase a la siguiente ronda sin el capitán en el campo en el partido de vuelta, que a fin de cuentas es el que decide todo.

Los focos apuntan a Militao y Nacho y su gran momento. De su desempeño en este partido contra el Liverpool y lo que duren las bajas de sus compañeros (la de Ramos se alargaría más allá de unas hipotéticas semis) dependerá también algún que otro movimiento del Real Madrid en el mercado de fichajes.

David Alaba, arrodillado, y Neymar Júnior tras el partido de la Champions Reuters

Planes de futuro

Es un verano crucial y hace meses todos apuntaban hacia una revolución, con la defensa como la línea más señalada. Militao y Nacho han devuelto la tranquilidad desde la segunda unidad y pensar en sus salidas ahora es más difícil. No se descartan, sobre todo en caso del brasileño que tiene un gran cartel y el propio jugador podría ver bien un cambio de aires si la competencia se endurece.

El Madrid va a fichar. David Alaba está prácticamente cerrado y sumará más artillería a la defensa. Para consuelo de Militao y Nacho, el austriaco puede jugar también de lateral izquierdo y mediocentro por lo que no es competencia tan directa. Y todavía no se ha resuelto el 'caso Ramos', que sigue sin renovar y cada vez se va haciendo más difícil imaginar un final con la firma del camero en un nuevo contrato.

Lo que está claro es que, siga o no siga Ramos, el Madrid se ha ido olvidando de fichar otro central (sonaba Pau Torres, entre otros). Con los que hay y la adhesión de Alaba habría suficiente nivel y volumen de jugadores, aunque habría que convencer a Militao y también a un Nacho que ya estuvo a punto de irse el verano pasado. De momento, todo pasa por el partido de Anfield y la ventaja blanca pasa por ellos.

[Más información: El Real Madrid no se fía del Liverpool: las tres pautas de Zidane]