No es un partido más. En juego un billete para las semifinales de la Champions League y todo ello en un escenario como el de Anfield. No entonaron miles de almas el 'You'll never walk alone' antes del pitido inicial. Sin público en el mítico campo inglés, pero con el mismo romanticismo de siempre, Liverpool y Real Madrid otra vez cara a cara. Como hace ocho días. Como en la final de Kiev.

Noticias relacionadas

Hace tan solo uno semana que los blancos se llevaron la victoria en el Estadio Alfredo Di Stéfano por 3-1 y ahora tocaba volver a enfrentarse para conseguir pasar de ronda, en unas semifinales en la que ya esperaba el Chelsea. Partido decisivo y con los 22 protagonistas ya en el campo se guardó un respetuoso minuto de silencio en Anfield.

El motivo fue revelado por la UEFA en la previa del encuentro. Este jueves se cumplen 32 años de la tragedia de Hillsborough. Fue en el estadio de Hillsborough en el que el 15 de abril de 1989 fallecieron 96 aficionados después de que se produjese una avalancha durante las semifinales de la FA Cup entre el Liverpool y el Nottingham Forest. Un día negro en el mundo del fútbol.

Anfield antes del duelo ante el Real Madrid Reuters

Con este emotivo minuto de silencio se ha honrado la memoria de los fallecidos. En Anfield se ha visionado en las pantallas el mensaje "never forgotten" ("nunca os olvidaremos", en castellano). Además, tanto Jürgen Klopp como su cuerpo técnico se pusieron pines conmemorativos con el número '96' (número de víctimas que hubo en Hillsborough), así como también se imprimió un programa de partido especialmente dedicado.

Anfield, sin público

En cuanto al partido ante el Real Madrid, Klopp quiso mandar un mensaje a los aficionados del Liverpool, a través de los medios oficiales del club. Los seguidores reds no estarán dentro de Anfield, pero muchos de ellos han acompañado al equipo hasta el campo, de hecho, se ha producido un apedreamiento al autobús del equipo blanco.

"Hoy es el día más importante del año para nuestro club. El plan era estar todos juntos en Anfield, pero no será posible. Lo único que podemos hacer es tener presentes a los demás, y creerme, estáis en nuestros pensamientos. Tenéis nuestros deseos, a nuestros jugadores y nuestro cariño. You'll never walk alone (Nunca caminaréis solos)", son las palabras del técnico alemán a su afición.

[Más información: El autobús del Real Madrid, apedreado en el trayecto a Anfield para jugar contra el Liverpool]