Todo el mundo esperaba a Fede Valverde en el once titular para Anfield y así fue. La duda era en qué posición le colocaría Zinedine Zidane y, finalmente, fue en el hueco de lateral derecho. Ni de carrilero ni de extremo. La pregunta era cómo estaba de verdad el futbolista para jugar.

Noticias relacionadas

Ha sido Mina Bonino, pareja del centrocampista uruguayo, la que se ha encargado de mostrar el estado de su tobillo cuando ha acabado el partido, en el momento en el que el Real Madrid confirmó su presencia en las semifinales de la Champions League 2020/2021.

La periodista uruguaya esperó hasta el final de la eliminatoria para mostrar al mundo el esfuerzo y compromiso del 'Pajarito' para con el Real Madrid, para con sus compañeros, para con su cuerpo técnico y afición. Y aunque afirma que esto no le gustará a Fede, ella cree que se debe saber.

"Esto fue hoy a la tarde. No quería poner nada hasta que terminase el partido y seguro después me retes por publicarla, pero debo hacerlo igual porque es tu esfuerzo y nadie te regalo nada. Día y día pinchándote para estar firme y hoy cumpliste más que nunca. Sos nuestro orgullo", escribió Mina Bonino en Twitter.

El internacional uruguayo había sido incluso duda para entrar en la lista de convocados, ya que se sabía que venía arrastrando molestias. Pero, finalmente, no solo entró en la convocatoria, sino que además fue titular. Algo que ya dejó caer Zidane en la rueda de prensa previa: "Se ha recuperado y va a estar al cien por cien con el equipo. Luego veremos cómo lo vamos a administrar".

Empate en Anfield

Fede fue titular y lo hizo como lateral derecho después de que en El Clásico cayese lesionado Lucas Vázquez. Ya en la segunda mitad, el técnico francés decidió darle descanso a Kroos y sin el alemán en el campo, Valverde adelantó su posición, quedándose con su puesto en la defensa Odriozola, que recién ingresaba en el terreno de juego.

El Real Madrid se ha ido haciendo fuerte ante los contratiempos y consiguió un empate con sabor a victoria frente al Liverpool. Si en la ida el mejor fue Vinicius Júnior, en la vuelta el mejor de los blancos ha sido un Thibaut Courtois que salvó todo lo que le llegó. Y no fue poco.

[Más información: Así fue el minuto de silencio en el Liverpool - Real Madrid por la tragedia de Hillsborough]