La Selección de Luis Enrique empató ante Grecia en el primer partido de la fase de clasificación para el Mundial de Catar. El técnico optó por sacar a Sergio Ramos de titular y el central del Real Madrid realizó una primera mitad correcta. Sin embargo, no salió de vestuarios tras el descanso. Las alarmas se encendieron por un momento debido a los úlitmos problemas físicos del camero, pero el miedo duró poco: todo estaba pactado.

Noticias relacionadas

Tal y como confirmó Luis Enrique en rueda de prensa, ambos habían acordado salir esa primera mitad y quedarse en el banquillo para la segunda. Ramos sumó una nueva nacionalidad, dejó la portería a cero y volvió a coger sensaciones tras su última baja con el Real Madrid. "Está perfectamente y disponible para los siguientes compromisos", sentenció el seleccionador ante las dudas por ese cambio en el descanso.

Sin embargo, pese a que su salida del terreno de juego estuviera prevista horas antes del encuentro, la lupa sobre Sergio Ramos va a seguir presente durante todo el parón. No sería ninguna sopresa que jugara tanto contra Georgia como contra Kosovo. La decisión estará en manos de Luis Enrique y la atención en todo el madridismo. El club merengue es consciente de la importancia de Sergio Ramos en la plantilla de Zidane y, a la vista del calendario que espera en las próximas semanas, perder al camero sería un golpe muy difícil de superar.

Modric, Benzema, Sergio Ramos y Benzema

El capitán blanco, cabe recordar, no disputó el duelo ante el Celta de Vigo en la última jornada liguera antes del parón. Unos problemas físicos lo impidieron. Pese a ello, fue llamado por Luis Enrique y el jugador ha acudido con la Selección. De ahí que toda la atención y deseo del Real Madrid estará puesto en que acabe sin ningún problema físico que complique aún más el popular 'virus FIFA'.

Y es que los problemas físicos con la Selección ya afectaron a Sergio Ramos en el anterior parón. España goleó a Alemania y se clasificó para la fase final de la UEFA Nations League. Sin embargo, el capitán merengue tuvo que retirarse en la primera mitad y se perdió hasta tres partidos de Liga y dos de Champions con el Real Madrid. El equipo de Zidane, sin uno de sus pilares fundamentales, sumó dos derrotas y un empate sin su capitán. Un mal balance y que, teniendo en cuenta el calendario merengue, no se puede repetir.

Calendario y 'tocados'

Porque, tras el parón de selecciones, el conjunto de Zidane iniciará toda una carrera por el éxito. Eibar, la eliminatoria contra el Liverpool y El Clásico ante el FC Barcelona son solo algunos de los partidos que tendrá que afrontar el conjunto capitalino en las primeras jornadas tras los encuentros de clasificación para el Mundial. Es decir, el Real Madrid se jugará media temporada en apenas dos semanas. Sergio Ramos, que viene de superar una lesión de menisco y de perderse el último duelo ante el Celta, centra todas las miradas en un parón donde el 'virus FIFA' acecha.

El camero no es el único afectado en lo que a lesiones se refiere en el Real Madrid. Toni Kroos, sin ir más lejos, ha tenido que abandonar la concentración de Alemania tras unas dolencias en las primeras sesiones. En Madrid, por si fuera poco, Fede Valverde se entrenó por separado y es duda para el duelo contra el Liverpool de dentro de unos días. Y Modric, con Croacia, ya ha sufrido la dureza de algún que otro defensa. La alerta es máxima en un momento donde la temporada está en juego.

[Más información - Míchel, a Sergio Ramos sobre renovar: "A los niños les seguiremos llevando a colegios de pago"]