España sumó un empate ante Grecia tras el gol de penalti de los helenos. Morata adelantó a los de Luis Enrique en un partido algo trabado en ataque y donde la Selección echó en falta mayor chispa ofensiva. [Narración y estadísticas: España 1-1 Grecia]

El guion de la Selección se mantuvo durante todo el encuentro. Ninguna sorpresa en el equipo de Luis Enrique, que asumía que su toque debía agotar a Grecia, atrapada atrás y a la espera de una contra que pudiera sentenciar a la zaga nacional. España tocaba y tocaba, pero las ocasiones tardaban en llegar. El muro heleno estaba dando sus frutos y la presión solo subía de intensidad cuando el balón llegaba al centro del campo.

No sería hasta el 13 cuando España tuviera la primera gran ocasión de gol. Además, sería doble y en los pies de un Koke que se lamentó por la ocasión perdida. El jugador del Atlético de Madrid recibió el esférico dentro del área y hasta en dos ocasiones se encontró con la defensa de Grecia, que conseguía forzar un córner evitando la estirada de su guardameta.

La clave estaba en no dejar huecos atrás y mantener la idea de juego. Porque Grecia, consciente de sus opciones en el partido, no iba a dar ni una oportunidad de error. Bien apretados atrás limitaban el juego de los de Luis Enrique a la posesión. De izquierda a derecha, por el centro, pase atrás... De todo menos el uno contra uno para amenazar al área rival. Las ofertas en ataque eran pocas y Morata se quedaba muy solo en busca de esa ocasión definitiva.

Dani Olmo, a la vista de la imposibilidad de penetrar en el área, no dudó en sacar un tiro con potencia y falto de colocación que, por unos centímetros, chocó con el larguero. De haber sido efectivo se hubiese convertido en un golazo, pero ya suponía un empujón al equipo nacional. Porque, casualidad o impulso, en el 33 llegaría el esperado 1-0. Morata acababa de nuevo con las críticas y las dudas y, con una jugada de puro nueve, ponía a España con el 1-0 ante Grecia. Buen pase de su amigo Koke, el espacio perfectamente ganado y remate imparable para adelantar a los suyos.

No había fuera de juego -al menos no lo pitaron-, y España conseguía romper la monotonía en la que se estaba enrocando en Los Cármenes. La primera parte finalizaría con esa mínima ventaja y con la Selección sumando tres puntos que, aunque no convincentes, sí eran suficientes.

La suerte vale el empate

El conjunto nacional cambiaba a Sergio Ramos nada más reanudarse el juego y metía a Íñigo Martínez. Una modificación del once que resultaría fundamental. El central vasco cometería un penalti muy tonto que Grecia no perdonaría y que supuso el empate definitivo. Sin intentos, y prácticamente de regalo, el cuadro heleno sacó un empate inimagible.

Primero llegaría el aviso de Álvaro Morata, que tirando de inercia lanzaba al lateral de la red en la reanudación. Pero en el 57' se produjo esa acción que torturaría a un España que, pese a controlar el balón, volví a tener que volcarse en ataque para romper la telaraña de Grecia. Las ocasiones llegaban con cuentagotas. Y, cuando lo hacían, la delantera no acertaba por centímetros. Oyarzabal, sin ir más lejos, se quedó al borde de empujar un centro de Gayà para el 2-1 en el 75.

Los de Luis Enrique subieron el nivel. A la posesión, esta vez sí, le seguía una amenaza constante del área. Pero no era suficiente. Ni Bryan Gil, ni Pedri, ni Gayà, ni un Marcos Llorente que buscaba la misma heroica que con Simeone. España se quedaba sin huecos en ataque y consumaba un empate en su debut en la fase de clasificación para el Mundial.

España 1-1 Grecia

España: Unai Simón; Marcos Llorente, Sergio Ramos (Íñigo Martínez, 46'), Eric García, Gayá; Rodri, Koke (Thiago, 72'), Canales (Bryan Gil, 64'); Dani Olmo (Pedri, 64'), Ferrán Torres (Oyarzabal, 72') y Morata.

Grecia: Vlachodimos; Bakakis, Papadopoulos, Tzavellas, Tsimikas (Kiriakopoulos, 80'); Zeca, Bouchalakis, Mantalos (Tzolis, 46'); Limnios (Siopis, 46'), Masouras (Fourtunis, 65') y Bakasetas (Giakoumakis, 78').

Goles: 1-0, 33' Morata. 1-1, 56' Bakasetas, de penalti.

Árbitro: Marco Guida (Italia). Amonestó a Íñigo Martínez (55) por España y a Zeca (81) y Giakoumakis (83) por Grecia.

Incidencias: primer encuentro de clasificación al Mundial 2022 disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes a puerta cerrada.